Milenio Diario / Rafael Ocampo. P 3

A balón Parado / Rafael Ocampo

Qué pasará si dentro de unas horas el presumible ¿bloqueo de los maestros de la CNTE, en Periférico Sur y Calzada de Tlalpan, impide que se lleve a cabo el partido entre las selecciones de México y Honduras, en el Estadio Azteca? ¿Qué sucedería si ambas selecciones o una de ellas fueran impedidas de llegar al partido? Muy sencillo, este tendría que reprogramarse. Para el día siguiente, si se puede. O para más adelante, en cuanto el calendario de actividades de la FIFA lo permitiera.

No habría sanción alguna para la selección nacional, pues a todas luces la contingencia tendría que ser considerada como una causa de fuerza mayor.

La Federación Mexicana de Fútbol, o la Concacaf, o la FIFA, no recibieron ningún llamado por parte del gobierno de la República o por parte del gobierno del Distrito Federal, en el sentido de que el juego no puede llevarse a cabo. Así que todo está programado conforme al calendario original: a las 20:30 de este viernes 6 de septiembre.

Veo verdaderamente muy difícil que los equipos no se presenten a tiempo sobre el césped para empezar el partido.

Así sea en helicópteros, serán llevados al Azteca. El bloqueo, si es que efectivamente se realiza, sea sobre el punto vial referido o sobre otro u otros, a quien va a terminar afectando brutalmente es a los aficionados. Sí, a ese “pueblo” al que los maestros disidentes dicen, demagógicamente, representar y defender.

Hoy es un día laborable, así que por más que lo negocien con sus jefes, es muy complicado que los aficionados con boletos salgan rumbo al Estadio Azteca con dos horas o más de anticipación. Así que habrá que prepararse para ver unas tribunas de arranque del partido no muy llenas.

El juego empezará puntual, sin afectación alguna si usted se dispone a verlo por televisión. Los encargados de la producción televisiva del partido montaron sus cámaras y unidades móviles desde anoche.

¿A quién entonces, van a afectar los profesores con su cerco vial al Estadio Azteca?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *