Christian Daza

Sin embargo, no mucho se puede hacer cuando resulta que la propia autoridad es la que fomenta el abandono de unidades vehiculares, justo afuera de las agencias del Ministerio Público.

El caso más claro en Tlalpan es el de la Coordinación Territorial TLP 2, ubicada en calle Matamoros y Jojutla, en colonia La Joya. En este punto, los vecinos se han quejado del abandono de coches mismos que participaron en robos, choques, volcaduras, homicidios, entre otros incidentes. El propio personal de la Procuraduría de Justicia del DF, como son policías de investigación y peritos han explicado que los vehículos son conservados en lo que se realizan las investigaciones, posteriormente dependiendo de los resultados, deberán ser reclamados por sus dueños, comprados por aseguradoras o enviados a corralones para su posterior recuperación o en su caso, chatarrización.

El problema está en que muchos vehículos dan mala imagen a las calles, son utilizados como basureros, otros como escondite de ladrones y malvivientes, y en otros casos como nidos de ratas.

Lo que más ha molestado a los vecinos de la zona es que además de la imagen deprimente que implica tener afuera de casa un auto calcinado o totalmente destruido cortesía de la PGJDF, muchos de estos autos permanecen abiertos y se puede observar la sangre, viseras y hasta los sesos de los accidentados esparcidos en el interior o hasta embarrados en los parabrisas.

El Nuevo Reglamento de Tránsito para la Ciudad de México contempla sancionar a los ciudadanos con multas que van de los $349.75 pesos a los $699.50 pesos y corralón por dejar vehículos abandonados en la vía pública. Sin embargo los vecinos se preguntan si esa misma sanción se le aplicará a las agencias del ministerio público que mantiene los autos en las calles por varias semanas sino es que hasta meses o años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *