Reforma / Vía Ciudadanos en Red / Foto Internet

Ciudad de México, 21 de  enero de 2014   

  

Con una motocicleta de pista y una motoneta, una banda dedicada al asalto a automovilistas opera desde hace varios meses en la zona poniente del Periférico.

 

Los delincuentes operan principalmente en las colonias Santa María Nonoalco, Mixcoac, Observatorio y Daniel Garza, y de junio a diciembre se iniciaron seis denuncias, según cifras de la Procuraduría capitalina (PGJDF).

 

A esta banda le atribuyen la muerte de Alexandra del Río, asesinada al ser asaltada junto con su novio, y heridas a un joven en otro atraco.

 

El grupo está integrado por al menos seis jóvenes, quienes atacan por las tardes y noches, en estas zonas de las delegaciones Álvaro Obregón, Benito Juárez y Miguel Hidalgo.

 

Los asaltos se registran cuando se asienta el tráfico vehicular en la zona, según los análisis de la PGJDF y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-DF).

 

La forma de operar de los delincuentes es viajar en la moto con un conductor y un acompañante, quien es el encargado de amagar a los conductores de autos.

 

Las víctimas entregan en la mayoría de las ocasiones relojes, joyas, celulares y dinero.

 

Los robos se realizan en cuestión de segundos y los responsables logran escapar avanzando entre los vehículos.

 

Las autoridades consideran que los ladrones son altamente violentos, pues no dudan en disparar a sus víctimas cuando oponen resistencia o los tratan de seguir.

 

Cifras de la Procuraduría revelan que en 2010 se denunciaron 2 mil 266 casos de robos contra automovilistas en diferentes vialidades del DF.

 

Mientras que en 2011 se iniciaron mil 901 averiguaciones previas por dicho delito.

 

En 2012, fueron mil 864 denuncias y el año pasado la cifra disminuyó a mil 513 denuncias.

 

Pese al nivel de violencia en la mayoría de los asaltos, la Procuraduría capitalina considera el robo a automovilistas como de bajo impacto social.

 

A pesar de que las autoridades han realizado diversos operativos en la zona, los robos a automovilistas en Periférico han sido una constante.

 

En 2007, se registró una ola de cristalazos a los coches y la PGJDF recibía en promedio tres denuncias a la semana por ese tipo de delito.

 

Cuando el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, era subprocurador de Procesos, fue víctima de una tentativa de robo en ese año.

 

En dicha ocasión, el funcionario viajaba en su BMW, color gris, y dos hombres en una motocicleta de pista trataron de robarle su reloj, pero uno de sus escoltas mató a un delincuente.

 

Actualmente, la Policía del DF permite el acceso a ciertos modelos de motocicletas en algunas vías rápidas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *