La Crónica de hoy / Marielena Hoyo Bastien. P 8

Animalidades

Comenzando el año, y de propia boca del Secretario de Salud capitalino Armando Ahued, se dio a conocer que la Ciudad de México contará con un hospital veterinario “de especialidades” por cada demarcación territorial…

Se remarcó asimismo que la atención será gratuita para los animales domésticos…

¿Todos?… haciendo hincapié particularmente en la que corresponderá a los perros y gatos. Posteriormente se anunció que las delegaciones donde serían ubicadas las primeras cuatro instalaciones habrían de ser Álvaro Obregón, Tláhuac, Iztapalapa y Tlalpan, y que la primera piedra de estas obras sería colocada en Tláhuac, aunque de último momento resultó seleccionada la delegación Iztapalapa para lo propio, dándose a conocer lo anterior durante una adelantada celebración en honor del Día del Médico Veterinario, que en nuestro país se celebra cada 17 de agosto. Bien. Pero…

No tan ligero resultó el olvido de reconocer plenamente que este logro fue exclusivamente a instancias del sector de la protección animal. O sea… miro yo que se le dio coba al gremio veterinario bajo pleno oportunismo, y se descuidó al de la protección que primero fue convocado a formar parte del acto, y luego fue abruptamente des invitado sin mayor explicación. Por cierto, harto me preocupó la falta de información que traducida así hasta puede verse como una deshonestidad, que permitió al Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera asegurar durante el evento referido, que desde 2003 no se presentan casos de rabia canina en el D. F., cuando el 26 de febrero del 2011, y su gente bien que lo sabe, se tuvo un foco positivo en el Mercado Sonora. Concretamente el portador fue un macho de aproximadamente 3 meses de edad, tipo pastor alemán, asunto que incluso provocó un PUNTO DE ACUERDO por parte de la Asamblea Legislativa, solicitando a las autoridades sanitarias un informe, así como la ejecución de acciones preventivas de cara al brote. Y en esto no importa si el animal provenía del Estado de México, ni si el problema fue atendido allá también, dado el domicilio del adquiriente del perro, sino que el can estaba siendo vendido en un mercado capitalino harto cuestionado por este tipo de prácticas, y…

OTRA DE +KOTA… además de seguir manteniendo a los cachorros de perro en sitios reducidísimos, bajo luz artificial en todo momento y sin la más mínima posibilidad de contar con aire libre y sol, ahora en esta muy criticada empresa encontraron otra “atractiva forma de presentación, metiendo a los animales en estrechas cunas de fierro con un muy pobre sustrato de aserrín.

¡Ver para creer! Por cierto, el pasado lunes el periodista Darío Cells, en su colaboración para el periódico Excélsior llamada Tiempo de Negocios, insinuó la posibilidad de que la campaña ciudadana contra estas tiendas esté siendo patrocinada por intereses oscuros a favor de otra compañía que pronto se repartirá el segmento, pero no, no es así.

Cualquiera con un gramo de sentimiento y aún con limitados conocimientos en la materia, puede ser capaz de entender que los animales, y muy especialmente los cachorros de perro no pueden mantenerse en tales circunstancias de claro y peligroso aburrimiento, aislamiento o en ocasiones hacinamiento, que los convertirá en ejemplares adultos con problemas de conducta. Es por ello que se pide una pronta y rígida intervención de la autoridad competente, siempre haciéndose la que la virgen le habla en estas cuestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *