Excélsior / Adrián Rueda. P 4

Capital Político / Apalean delegados a sus rivales

Apalean delegados a sus rivales Los grandes ganadores de este proceso fueron los jefes delegacionales.

A menos de 24 horas de concluidas las elecciones de comités vecinales, los primeros resultados confirman que los grandes ganadores de este proceso fueron los jefes delegacionales del PRD.

Una de las delegaciones donde el triunfo oficial fue apabullante, casi de pena ajena, es Álvaro Obregón, donde Leonel Luna humilló a sus contrincantes al obtener 243 de 247 espacios disponibles.

Sus rivales más “cercanos” fueron los diputados locales Jorge Zepeda y Eduardo Santillán, quienes se quedaron con tres comités vecinales en conjunto, números bastante miserables si se considera que hace apenas un año gobernaban la demarcación.

Es más, Lalito era el jefe delegacional y desde ahí impulsó la precandidatura de Zepeda para heredarle el cargo, sólo que en el camino se encontró a su ex jefe Luna, quien le dio una paliza, misma que le repitió el domingo.

Aunque lo más vergonzoso se lo llevó la ex jefa de todos ellos, Leticia Robles, quien ahora desde el PRI, a donde se integró recientemente, compitió con varias fórmulas y la fuerza que presumía le alcanzó para ganar… ¡ni un solo comité! Pero si en Álvaro Obregón el delegado apabulló a los vecinos, la Gustavo A. Madero para nada se queda atrás, pues al mando del diputado Víctor Hugo Lobo, jefe político de la zona, prácticamente aplicaron zapato a la oposición.

La delegada Nora Arias puede seguir durmiendo tranquila, pues los vecinos le refrendaron su confianza para que siga tomando las decisiones que más convengan a la comunidad, incluso quién tendría que ser su sucesor.

Donde tampoco la autoridad delegacional canta mal las rancheras es en Iztapalapa, y aunque el delegado Jesús Valencia no apabulló como en las otras, sí logró hacer los amarres necesarios para salir fortalecido.

Dicen las malas lenguas que el delgado pactó con la diputada Aleida Alavés para que le ayudara a fortalecerse, a cambio de apoyarla para que tome su lugar en 2015: claro que eso no cayó nada bien en el grupo que empuja a la diputada Dione Anguiano, quien por cierto es a la que más posibilidades se le ven.

Esto fue en las tres delegaciones más grandes e importantes en presupuesto y votos, pero en las demás la cosa fue prácticamente igual… hasta en las dos de oposición.

CENTAVITOS… Dicen que el que está siendo la comidilla en la élite política es un senador azul que fue cachado por su esposa cuando se daba una escapadita con su movida a la ciudad de los vientos en los Estados Unidos. Que el muy iluso ?o cínico? pagó incluso los boletos de primera clase con su tarjeta de crédito y que, para su mala fortuna, amistades de la esposa lo vieron y pasaron el chisme al alto mando, quien checó el dato y lo mandó a volar. El legislador, para más señas joven sureño, hace vida social con su nuevo detalle que, para calentar más el asunto, es funcionaría de Los Pinos, divorciada y con una hija. No es que tenga nada de malo su condición de divorciada, sino que anda con un panista casado que fue muy cercano al ex presidente Felipe Calderón y que ha trabajado con las mujeres poderosas del PAN, que destacan precisamente por su conservadurismo y no ven nada bien estas actitudes donjuanescas. El chisme ya está en el aire; llegó incluso a Los Pinos y podría afectar las aspiraciones del joven senador itamita por presidir su partido, gobernar su tierra y luego ser Presidente de la República… al menos esos son los sueños de este senador de cascos ligeros del que pronto se sabrá quién es.

Leticia Robles, desde el PRI, compitió con varias fórmulas y la fuerza que presumía le alcanzó para ganar… ni un solo comité.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *