A partir de ahora no vuelvas a tirar a la basura ningún otro papel, guárdalos en una caja y recíclalo para obtener un papel totalmente nuevo.

Esta manualidad es especialmente divertida y atractiva para los niños: se divertirán amasando y jugando con la pasta de papel, así como decorar y combinar decenas de maneras posibles al momento de la elaboración.

Materiales:

* Todo tipo de papel, periódicos y revistas viejas, volantes, cuadernos de años escolares pasados, etc.

pedaceria de papel

 

*Bastidor o tamiz con malla fina (se puede elaborar con un marco de madera y tela mosquitera o bien se pueden comprar en algunas mercerías o tiendas de manualidades).

* Un recipiente de plástico donde se pueda sumergir completamente el bastidor.

* Una cuchara.

* Licuadora.

*Glucosa (opcional)

* Flores y tallos secos y colorantes artificiales (opcionales).

 

1.- Primero cortamos el papel que vamos a reciclar en pedazos pequeños (no mayores a 3 cm). Echamos todos los trocitos dentro del recipiente de agua y lo dejamos remojandose durante un día. Para facilitar que los trozos de papel se vayan deshaciendo removemos el agua con una cuchara de vez en cuando.

2.- Una vez que el papel ha estado remojado durante el día anterior vamos a depositarlo en la licuadora con la misma agua que se remojo, se va a licuar durante algunos minutos hasta obtener una consistencia densa, en caso de que sea elaborado por niños un adulto deberá supervisar el licuado del papel.

3.- Ya que hemos licuado todo el papel que teníamos en el contenedor vamos a regresarlo al recipiente de plástico, (aquí es opcional agregar unas cuantas gotas de glucosa para aumentar el la viscosidad del agua y el pegado del papel), ya que tenemos el papel completamente molido que obtuvimos con la licuadora vamos a sumergir en el recipiente el bastidor hasta cubrir la malla fina, se puede sumergir varias veces lo que ira aumentando el grosor del papel reciclado, para un papel delgado se recomienda sumergir hasta 4 veces, si se quiere tener un papel grueso se sugiere sumergir arriba de 6 veces. Se puede limpiar el exceso de agua con ayuda de una esponja o un trapo.

 

4.- una vez que tenemos la malla del bastidor completamente cubierta de papel es opcional decorar con las flores y tallos secos así como teñir con los colorantes artificiales, después de esto tenemos que dejar que  el papel seque, es recomendable dejar secar al aire libre y en la sombra ya que si se seca al sol el papel puede ondularse. Puedes crear una gran variedad combinando gran variedad de tipos de papel utilizando diferentes hojas viejas, mezclando la pasta con colorantes, añadiendo semillas o restos de flores, etc.

5.- Una vez que ha secado por completo con mucho cuidado retiraremos el papel de la malla para evitar romperlo y repetiremos los pasos para seguir elaborando mas papel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *