El Universal / Rafael Montes. P 1

Arrasa agua con todo en cerros

En Cuautepec, en la delegación Gustavo A. Madero, la historia de Adriana Moreno García comienza a convertirse en una leyenda.

A sus 20 años, con bebé en brazos, fue arrastrada más de 500 metros por la corriente de agua de lluvia que se escurrió desde lo alto de los cerros de la Sierra de Guadalupe.

Esa tarde del domingo 10 de julio de 2011, la joven salió a vender elotes y esquites en una esquina del centro de Cuautepec Barrio Bajo, pero la fuerza de la lluvia, se la llevó.

“Es por las bajadas del agua de los cerros, casi toda el agua se concentra en esta parte, arrasa con todo; hace dos años se inundó, se llevó carros, inclusive a una señora que vendía elotes se la llevó con todo y carrito”, relata el señor Lucio Ortiz.

En Cuautepec, la pavimentación del suelo ocasiona que el agua pluvial no se absorba y por el contrario gane velocidad sobre el piso en declive. Por ello, decenas de negocios, e incluso el hospital regional de Cuautepec, han colocado vallas metálicas corredizas de hasta medio metro de alto en las entradas para evitar el agua.

En la ciudad, hay zonas que en cada temporada de lluvia sufren por las consecuencias de vivir en el paso natural de las corrientes de agua.

Para el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), hay al menos 27 colonias repartidas en siete delegaciones del DF susceptibles a inundaciones severas.

Además de la subida de aguas, los deslizamientos de tierra también son una amenaza.

La Secretaría de Protección Civil no tiene un padrón actualizado de estos sitios pero, según el estudio más reciente -de 2007- elaborado por la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), en el DF hay 435 puntos en riesgo de derrumbe donde se ubican asentamientos irregulares.

En la delegación Tlalpan, la jefa delegacional Maricela Contreras informó que en esta temporada se tiene la alerta encendida en las colonias de Calvario, Aguacatitla, Ayometitla y El Zacatón por posibles deslizamientos, en tanto que en las colonias del Ajusco Medio y La Joya, las inundaciones son un riesgo latente, pues las calles son onduladas y el agua se acumula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *