Excélsior / Cynthia Contreras. P 2

Arte y comida sana combaten obesidad

Hoy arrancara el programa SaludArte, con el que el Gobierno del DF pretende transformar la rutina de alimentación y de activación física en niños con tendencia a la obesidad y sobrepeso, inscritos en cien escuelas públicas de la capital que operan con horario ampliado.

Armando Ahued, secretario de Salud local, dijo que el programa, bajo la categoría de piloto, se realizará durante todo el ciclo escolar y contempla que alrededor de 30 mil niños desayunen y coman alimentos sanos, se fomente en ellos la práctica de ejercicio, el consumo de agua simple, además de que hagan actividades artísticas.

“Se les va a dar de comer a los niños, estamos viendo lo del desayuno para que los menores lleguen con la alimentación adecuada, vamos a instalar bebederos en las escuelas para que tomen agua y no tengan que tomar bebidas dulces”, precisó.

La dependencia local destinará 50 millones de pesos, tan sólo para el rubro de la comida, cuyos menús diseñarán nutriólogos, quienes a su vez, vigilarán la correcta elaboración de los platillos que les ofrezcan a los jóvenes estudiantes.

En tanto, instancias como el Instituto del Deporte, la Secretaría de Cultura y la de Educación en el DF, también destinarán recursos económicos y humanos para la realización del proyecto, único en su tipo en la ciudad.

Para medir los avances, a los niños participantes les realizarán pruebas médicas y de laboratorio antes y después del programa, y cada mes revisarán los avances para que al concluir la prueba piloto el Instituto Nacional de Salud Pública haga la evaluación final.

“Se va a hacer un chequeo médico a todos los niños, a más de 30 mil niños se les va a hacer exudado faríngeo, biometría hematica, química sanguínea, coprocultivo, peso, somatrografía, vamos a medir el índice de masa corporal”, comentó Ahued.

Como parte del programa, también prohibirán que las cooperativas vendan alimentos chatarra y harán que se quiten los puestos de fritangas afuera de las escuelas “Todo esto, va a ser un gran experimento, un gran laboratorio para ver si este protocolo tiene un efecto, sabemos que lo va a tener y que cambiando los hábitos podemos lograr cambios importantes”, aseguró.

Pese a la aprobación de la Secretaría de Educación Pública federal para que se distribuyan los libros de educación para la salud editados por el Gobierno del DF, la incorporación de la materia de salud en la matrícula escolar de 4o, 5o y 6o de primaria tardará al menos un ciclo escolar más, reconoció Ahued, quien destacó la disposición de la Secretaría de Salud federal en torno al tema de la obesidad, por lo que sólo será cuestión de tiempo y de afinar algunos detalles para que sea una realidad en la educación básica del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *