La nueva administración recibió la delegación Tlalpan con problemas varios, sin dinero líquido (del que sirve para resolver el día a día) y con el presupuesto, insuficiente, ya comprometido.

Pese a ello, el nuevo equipo, apoyado en la experiencia e institucionalidad demostrada por la gran mayoría de la base trabajadora, se las ha ingeniado para mantener la delegación funcionando y con cambios positivos que la comunidad observa y reconoce.

Como si aquello no fuera suficiente, y a raíz de que el nuevo gobierno aceptó la renuncia de los directores de los puestos clave, acabó con las mafias que controlaban la vía pública extorsionando; y se deshizo de muchos aviadores que sólo pasaban a cobrar, hoy existen presiones de todo tipo y hasta amenazas que Maricela Contreras Julián y su equipo están recibiendo de diferentes líderes, caciques, empresarios de dudosa reputación y actores políticos a quienes no les conviene que las cosas cambien en la delegación.

En muchos casos sabemos quiénes son y sinceramente los exhortamos a la reflexión y a un cambio de actitud que esté por encima de intereses mezquinos. Tlalpan se lo merece y ustedes se lo deben. Sus movilizaciones pagadas y engaños NO les van a alcanzar. La ciudadanía, nosotros, los vecinos, la gente común, la que no vive del erario, la absoluta mayoría apoyamos las acciones del nuevo gobierno y  queremos que se vayan con sus malas mañas a otra parte. Ustedes son una minoría que para desgracia de todos le hizo mucho daño a Tlalpan, pero ya no más ¿Estamos?

En entrevista con Planeta Tlalpan, la jefa delegacional deja claro que sabe dónde está parada y a dónde quiere llevar a Tlalpan. Integró un equipo nuevo que combina juventud, equidad y experiencia. E intenta modificar la estructura delegacional creando nuevas áreas de atención.

La delegada quiere llevar la demarcación al primer lugar en transparencia, conservación de áreas naturales y eficiencia en los servicios públicos. Por ello sostiene que Tlalpan requiere de 800 a mil millones más de los mil 500 que recibe anualmente para operar, y para juntarlos requiere del apoyo de tod@s l@s diputad@s y de un área de gestión de proyectos que ha integrado para buscar recursos adicionales.

Por Marco Gil
Todo un reto, definitivamente. Maricela plantea cambiar el sistema que hasta ahora ha imperado en Tlalpan. Ojalá sea cierto. Ojalá le alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *