Es necesario garantizar en Avenida Chapultepec una circulación cómoda, accesible, eficiente y segura para el peatón, ciclistas y usuarios, por ello el Corredor Cultural Chapultepec devolverá la calle al ciudadano que transita en la vía pública y la transformará en un punto de encuentro y esparcimiento para los vecinos y visitantes.

Las condiciones actuales de la Av. Chapultepec no permiten la adecuada interconexión entre las colonias Juárez y Roma Norte, lo que aunado a la falta de infraestructura para la movilidad no motorizada, hace casi imposible la conectividad entre las zonas y acelera el deterioro del entorno.

De acuerdo a los estudios de movilidad peatonal y vehicular realizados por ProCDMX, sobre Av. Chapultepec descienden del transporte público por las mañanas 77 mil 294 personas; mientras que por la tarde transitan 73 mil peatones; la circulación de vehículos en horario matutino es de 5 mil 519 y 4 mil 401 más, por las tardes.

Mediante el desarrollo de una red de Calles Completas con vocación cultural, se busca pacificar el tránsito vehicular y dar orden a las calles secundarias, al tiempo de generar la integración social, urbana y arquitectónica.

Es frecuente encontrar áreas verdes en un significativo grado de abandono o de invasión o subutilización. El Corredor Cultural aumentará seis veces más el espacio público, así como la imagen urbana de la ciudad.

El Corredor Cultural Chapultepec propone devolver la Av. Chapultepec al peatón y a medios alternativos de transporte, busca constituirse en una extensión del Bosque de Chapultepec, una longitud hasta la Glorieta de los Insurgentes de 1.3 kilómetros donde se reinventará el espacio urbano.

Se abrirán carriles para el flujo vehicular y los autos se desplazarán hacia los lados para permitir ampliar el camellón central hasta alcanzar un máximo de 57 metros.

En el centro de la avenida, en el nivel de la calle se localizará el paseo principal, con carriles específicos para bicicletas, patinetas y patines, además se han diseñado los pasos peatonales para acceder al espacio central desde las banquetas y evitar accidentes.

El nivel elevado contará con andador peatonal, amenizado con un paisajismo verde. Se pondrá especial cuidado en la selección de las plantas que integrarán este espacio, a fin de contrarrestas el efecto “isla de calor” y proporcionar sombra a los paseantes.

Asimismo, se realizará la campaña “Adopta un Árbol” que busca preservar los 269 árboles existentes en Avenida Chapultepec; por medio de ella, los vecinos podrán dar nombre a cada árbol y mantener una supervisión permanente sobre su estado. Además, se contempla aumentar el número de árboles en esta avenida.

Lo que hasta hoy constituye un muro divisorio, será un punto de encuentro que propicie la movilidad entre los dos costados de la simbólica Avenida, camino de los tlatoanis mexicas, origen del necesario acueducto para dar vida a la ciudad de México, el circuito por donde circularon los medios de transporte más modernos de su época como el tranvía eléctrico y el Metro.

Desarrollo de una calle completa con ordenamiento vial y la inserción de más espacios verdes, así como la introducción de un paseo cultural y recreativo es la misión encomendada tras los 18 meses que tardará la configuración del Corredor Cultural Chapultepec.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *