En los campos de lava de Tlalpan se construirá la primera ciudad sustentable de México  Quienes acostumbramos transitar por Periférico sur nos hemos dado cuenta de que entre el edificio de TV Azteca y Picacho existe un área natural de pedregal casi intacta. Es un terreno de 71 hectáreas que muy pronto albergará una pequeña ciudad sustentable dedicada a la salud y la investigación. El plan maestro fue encomendado por Grupo Frisa, el de Gaspar Rivera Torres, a Foster & Partners, galardonada firma inglesa del arquitecto Norman Foster.

En el Campus Biometrópolis vivirán unas 15 mil personas. Todos los edificios contarán con una “azotea verde”, paneles solares y una disposición tal que aprovechará la luz natural y el viento. También habrá un sistema de reciclaje de agua que garantizará el 100 por ciento de la recarga del acuífero y contará con dispositivos de ahorro y tratamiento. El 50 por ciento del lugar estará destinado para áreas verdes, donde 25 hectáreas serán una reserva natural para la fauna y flora silvestre y estará a cargo de la UNAM. Cabe destacar que Grupo Frisa aportó al proyecto un área natural protegida de 87.4 hectáreas en el terreno de “La Cañada”. En este predio, de altísimo valor ambiental para la regeneración del río Magdalena, se establecerá el nuevo sistema para la recarga del acuífero de la Ciudad de México.

biometria01

En Biometrópolis se investigará sobre cancerología, nutrición, diabetes, geriatría, males cardiovasculares e infectología. La medicina mexicana se posicionará al más alto nivel internacional mediante la vinculación de nueve institutos médicos especializados, ocho hospitales, cinco laboratorios y 11 instituciones educativas. Buscará detonar una base económica de alta tecnología apoyada en la capacidad de investigación de laUNAM, el Cinvestav del IPN, los institutos nacionales de salud pública y el conjunto de las universidades públicas y privadas del Distrito Federal.

A quienes nos preocupa qué va a pasar con los conflictos viales, debemos decir que parecen tenerlo resuelto, pues el proyecto impulsará el mejoramiento de la vialidad y el tránsito de la zonaincrementando la capacidad del Periférico con un carril adicional en ambos sentidos, mejorando los entronques conflictivos y construyendo dos Centros de Transferencia Modal para el transporte público y otros servicios a la comunidad, como la conexión de la llamada Biometrópolis con la UNAM y los Institutos Nacionales de Salud mediante el sistema Pumabús y dos puentes de acceso adicionales sobre el Periférico.
Esperemos que lo proyectado llegue a feliz término y que no suceda lo que generalmente sucede: buenas ideas mal concretadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *