Por: Édgar Álvarez Castillo

En nuestro bello Tlalpan tenemos muchas personas que, sin ser conocidas, conocen la trayectoria política y cultural de nuestra Delegación. Para ellos no es importante un puesto político ni un empleo formal y mucho menos tener reconocimientos por lo que saben. Pero envueltos en el aroma de un buen café o durante una boleada de zapatos pueden darnos una radiografía de nuestro actual entorno, y sus comentarios, análisis y presagios casi siempre se hacen realidad. “¡Te lo dije!”, “¡tenías razón!” y “¡yo nunca me equivoco!” son expresiones habituales.

Este selecto grupo de amigos no tienen tema de moda. Para ellos es lo mismo comentar de futbol que de política. Lo que importa es platicar, convivir un rato, disfrutar la chacota con los buenos amigos. A veces preocupándose por aquel que no ha venido, ¿estará bien?, ¿le habrá pasado algo?

¿De quién estamos hablando? De un grupo de camaradas conocidos coloquialmente  como “los pájaros caídos” y, mas recientemente, “los chicos malos… muy malos” mote con que hacen referencia a sus achaques de salud. Para ellos, en fin, una taza de café en La Selva es el pretexto perfecto para disfrutar el paso de los días, de la vida misma, y tienen en la cafetería del centro de Tlalpan el lugar perfecto.

¿Y qué decir de nuestro buen amigo el bolero? Bien conocido de todos por ser el mejor analista político, ya que, aparte de buen conocedor de la Delegación, escucha los comentarios del empresario, el político, el trabajador y aun de una que otra ama de casa, con lo cual obtiene información de primera mano. Sólo necesitamos preguntarle cualquier cosa para que él nos amplíe el tema con las noticias más recientes y de moda. El bolero es el complemento ideal del grupo distinguido de “buenos amigos”. Disfrutemos a los amigos porque, lo dijo don Santiago Ramón y Cajal, a ellos, “como a los dientes, los vamos perdiendo con los años, no siempre sin dolor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *