La Unidad Tormenta a cargo del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) se declaró lista para afrontar la temporada de lluvias y mantener libre de encharcamientos las calles del DF.

Con un equipo conformado por 90 brigadas de atención, la meta para este año es combatir y resolver cinco mil encharcamientos que se estimó se formarán en los próximos cinco meses. Miguel Ricaño, director de la Unidad Tormenta, explicó que aunque 2013 fue pronosticado como un año seco, se esperan algunas lluvias de gran intensidad que pudieran afectar a la capital.

Indicó que a partir de hoy, una vez que se tengan los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional, de la Secretaría de Protección Civil y de la Comisión Federal de Electricidad se instalarán 90 campamentos en igual número de puntos estratégicos. A partir de esta tarde y hasta el 30 de octubre próximo, cuando termine la temporada de lluvias, se instalará el Puesto de Mando del Agua en coordinación con las secretarías de Seguridad Pública, Protección Civil, Salud, Bomberos, el DIF y el Heroico Cuerpo de Bomberos.

El despliegue de la Unidad Tormenta se realizará cada día a las 15:00 horas, momento en el que se alertarán a 65 camiones tipo Vactor, 35 vehículos de emergencia con equipos de bombeo autónomos, 35 camionetas y carros-tanques de Bomberos y 25 motociclistas se ubicarán en los campamentos provisionales. Ricaño agregó que la coordinación ha permitido que los equipos de emergencia se presenten a los sitios de afectación en un tiempo promedio de 25 minutos, cinco horas y media más rápido que hace seis años. Detalló que algunos de los puntos críticos en los que se ubicarán estas brigadas son la calzada Ignacio Zaragoza, el Anillo Periférico, Circuito Interior, calzada de Tlalpan, los túneles de Viaducto y avenida Insurgentes.

Excélsior / Francisco Pazos, página 6. Miércoles, 15 de mayo de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *