Ciudad Capital / Columna / Javier García

3 de julio de 2015

 

Hay un asunto que Morena debe considerar, analizar y manejar con mucho cuidado porque se le puede revertir.

 

La jefa delegacional electa en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, acusa a la administración encabezada por el perredista Héctor Hugo Hernández, de entorpecer el proceso de entrega-recepción al no proporcionar la información requerida.

 

 

Refiere que se han realizado dos reuniones donde el equipo de Claudia presentó su petición de información -el cual, dice, consta de 20 puntos- y que la administración saliente ha ido entregando a cuentagotas.

 

Y claro que tiene razón la militante de Morena. Sí se han reunido en dos ocasiones las comisiones de la administración que iniciará en octubre y la que sale, pero tal parece que los representantes de la Comisión de Transición de Sheinbaum la están engañando o ella no ha entendido lo que le han informado.

 

El que esto escribe tuvo acceso a las dos minutas de esas reuniones y la gente Sheinbaum ha estado de acuerdo en todo, no han asentado ninguna negativa, todo lo han firmado de conformidad. De los 22 puntos presentados -no 20- por la próxima delegada, sólo quedaron pendientes siete, que según la minuta aprobada por ambas partes, serán entregados mañana 4 de agosto. Cabe destacar que además de las dos representaciones, a las reuniones ha asistido la Contraloría interna. ¿Así va a gobernar Claudia con medias verdades y mediáticamente?

 

** Por las calles… No sólo va a tener que solucionar el caso de Uber y Cabifiy, Héctor Serrano debe poner en orden a los concesionarios del servicio de transporte público -combis, microbuses y camiones- que hacen lo que quieren en las calles de la CIUDAD CAPITAL. Entre las unidades viejas y el desorden en que trabajan, todos los días provocan problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *