Rigoberto Salgado Vázquez, delegado electo de Tláhuac, informó  el retiro con su  equipo de trabajo de la ‘Mesa de Transición’, esto hasta que el jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, garantice transparencia en el proceso que comenzó el pasado cuatro de agosto y mediante el cual desde el inicio fueron detectadas diversas anomalías en todas las áreas de la delegación, principalmente, en Obras, Adquisiciones y Recursos Humanos.

“Durante los trabajos de transición conocimos el estado que guarda la administración pública de nuestra delegación, tuvimos acceso y pudimos intervenir en cada una de las áreas”. Hasta antes del siete de junio, había un subejercicio del setenta por ciento del presupuesto, después de la veda electoral y al no resultar beneficiarios con el voto ciudadano, el gobierno delegacional ha malgastado presupuesto que bien podría aplicarse en beneficio de la población, comentó el delegado electo.

Refirió como parte de las irregularidades una obra realizada en el paraje El Triangulo, localizado en el pueblo de Santiago Zapotitlán, con una inversión de aproximadamente siete millones de pesos y construida en área natural protegida y de suelo de conservación, además de hacer uso de recursos materiales y humanos,  pertenecientes al erario público delegacional  y no a la empresa contratada.

Otra obra anómala es una de drenaje, justificada en una zona urbana, pero aplicada en una zona irregular –suelo de conservación- llamada Ampliación La Conchita, cuyo monto adjudicado a la empresa es por más de 10 millones de pesos, pero de acuerdo a testimonios de los habitantes del lugar, esa obra ya la realizaron ellos en el 2014 con recursos propios, por lo que se presume fraude. Se destaca que de las obras citadas ninguna contó con suficiencia presupuestal, y aun así se adjudicaron

El Almacén también presenta inconsistencias, por ejemplo material automotriz con valor de más de un millón de pesos, nunca ingresó, sólo se registró recibido y entregado.

En lo que respecta a Recursos Humanos, el delegado electo mencionó el manejo de recursos públicos utilizados para hacer pagos de nominas ajenas a la delegación Tláhuac,  así como lIMG_7844a basificación a personal eventual con apenas algunos meses de antigüedad, aun existiendo expedientes activos con antigüedad desde 1999.

Ante estas irregularidades, Rigoberto Salgado el lunes 7 de septiembre del año en curso presentó el expediente con irregularidades a la Contraloría del DF y al jefe de gobierno, hizo énfasis que en caso de no tener repuesta, serán los propios habitantes, quienes pedirán cuenta de los hechos Miguel Ángel Mancera, “no buscamos venganza, queremos justicia” concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *