Rescatar, preservar y difundir la cocina mexicana es el objetivo de este encuentro. Foto: Foro Mundial de Gastronomía Facebook

Arturo E. Navarro / Reforma

Acapulco,  México (12 octubre 2013)
Experimentar, arriesgar e innovar son las premisas en el cuarto día de trabajo en el Foro Mundial de Gastronomía Mexicana, sin embargo, los cocineros aclaran que no se debe dejar atrás la tradición y los orígenes.

Aprovechar los productos de la zona que se habita es la recomendación de Enrique Olvera, chef de Pujol.

“Lo bueno es lo que se produce cerca, ya que de esta manera mantenemos el sabor y se aprovecha al máximo cada recurso que tenemos”, dice.

Daniel Ovadía, chef de Paxia y experto en llevar de manera creativa platillos e ingredientes tradicionales a la vanguardia, mencionó que requiere de muchos procesos darle el valor que merece a un antojo como la guajolota.

Además, explicó que mantener la tradición, sensibilidad, creatividad, así como aprovechar la modernidad hace que la cocina de avanzada tenga una buena base, y que lo único e indispensable es tener coherencia para la construcción de un plato.

Llevar a la cocina mexicana a lugares muy altos requiere de mucho trabajo, desde los productores hasta su transformación en la cocina. El chef Ovadía mostró sus técnicas de preparación y sus productos obtenidos en la Ciudad de México, como trucha, nopales y quelites.

En el marco del evento, los asistentes degustaron comida tradicional de varias regiones del País, los cuales fueron preparado por las manos de cocineras locales. Margarita Carrillo de Salinas, difusora de su trabajo, indicó que es una experiencia única disfrutar de las “probaditas” de cada región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *