Planeta Tlalpan 78, Abril 2015 

 

En el Ajusco, a 2,750 metros de altitud, se aprecia una enorme montaña de arena superfina, que ha sido lugar de recreo de miles de tlalpenses y visitantes de otros lugares. El Arenal, un talud o duna de arena gris, permeable, formada por ceniza volcánica, se encuentra en el pueblo de Magdalena Petlacalco, en el kilómetro 3 de la carretera México-Ajusco (visitantes: tomar la carretera federal a Cuernavaca y dar vuelta a la derecha en el km 25).

Rodeado de una zona arbolada, sembradíos y pocas edificaciones, al Arenal llegan cada día cientos de personas para subir la empinada pendiente y deslizarse por la arena hasta llegar al fondo (algunos chicos la usan para practicar sandboard). Hace unos años, la delegación Tlalpan construyó en la base del Arenal dos canchas de frontón de mano, una cancha de Futbol 7 y diversos juegos infantiles. En días despejados, el lugar es perfecto para lograr una vista panorámica de la CDMX, y siempre es un lugar ideal para disfrutar con la familia y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *