Capilla en forma de cruz latina, con sacristía al lado de evangelio, construida en 1774 en reposición de otra de época del siglo XVII, destruida, que estaba en el mismo lugar.

Está ubicada a la entrada de la calle Antiguo Camino a las Fuentes Brotantes. De sencilla portada de argamasa, era el centro del Cuartel de El Calvario que competía con el de San Agustín en el siglo XVIII. Dañada severamente en los inicios del siglo XX, fue reconstruida debido a la iniciativa de las esposas de los empresarios Arroyo y Talavera. Las damas se dieron a la tarea de recaudar fondos para la adquisición de materiales y pago de mano de obra . En su construcción se utilizó en forma intensiva el adobe y la piedra volcánica. Sus techos están sostenidos por una viguería apoyada en los muros.

Según las investigadoras Ivonne Arámbula y Gabriela Dena, el estado actual de la capilla data del año 1967, cuando experimentó su última restauración.

Puede usted visitarla frente al entronque de Insurgentes Sur No. 4000 con la calle Calvario.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *