El tlacuache común (Didelphys marsupialis) es un mamífero omnívoro, arborícola habitante en las zonas templadas y tropicales de México.

Del tamaño de un gato doméstico adulto (45 cm, aproximadamente), apareció en nuestro planeta hace 60 millones de años. Se alimenta de cualquier cosa, razón por la cual acostumbra estar la mayor parte del tiempo cerca del hombre. Fue el primer mamífero mexicano que viajó a Europa oculto en los barcos que transportaban frutos desde el Nuevo Mundo.

El tlacuache “NO” transmite la rabia, pues su temperatura corporal le impide desarrollarla. No son animales agresivos: al sentirse intimidados, se hacen los “muertitos”. Dejarlos transitar libremente por patios y jardines es bueno para la seguridad del ser humano, pues aguantan hasta 80 mordidas de víbora de cascabel o coralina, comen alacranes, insectos y desperdicios; además, nuestro encuentro con ellos suele ser escaso porque salen a buscar comida sólo de noche, son lentos y su vista es mala. Sus crías pasan dos meses en la marsupio de la madre, amamantándose, y luego otros dos meses en el lomo materno recibiendo enseñanzas de vida.

Los tlacuaches se han adaptado a la invasión del hombre y lo único que piden es poder transitar libremente sin que se les agreda por su aspecto de roedor. Recordemos que ya existían hace más de 60 millones de años. Pensemos en que quienes estamos invadiendo su territorio somos nosotros.

No hay comentarios

  1. sssssssooooooonnnnnnnn hhhhhheeeeeerrrrrmmmmmmooooossssssooooossss.
    Uma 9 años

Responder a uma Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *