Christian Daza

16 de julio de 2015

 

 

En una aparente zona minada se han convertido varias colonias de Tlalpan como son Héroes de Padierna, Miguel Hidalgo 2ª. Sección, Volcanes y Pedregal de las Águilas, entre otras, a consecuencia de la gran cantidad de baches que hay en el pavimento y aunque la autoridad dirá que se debe a las fuertes lluvias, estos boquetes tienen meses debido a la falta de mantenimiento de la carpeta.

 

En un recorrido realizado se hizo una recopilación de algunos de estos baches que son un peligro para los automovilistas pues generan un riesgo de accidente de tránsito, pero también generan un daño al vehículo como son llantas y suspensión; así como también son un peligro para transeúntes pues como en muchas vialidades ni siquiera existe banqueta (caso carretera Picacho-Ajusco) el peatón debe invadir el arroyo vehicular con el riesgo de que caiga en una de estos agujeros.

Baches en Padierna

Calles como Cantera en el barrio del mismo nombre; Corregidora en El Capulín, Jesús Lecuona, Alfredo V. Bonfil y Tekal en Miguel Hidalgo y Jardínes del Ajusco, presentan daños en el pavimento de una impresionante consideración. Aunque han acudido las cuadrillas de la delegación a realizar las respectivas reparaciones, el remedio parece ser peor que el malestar, ya que los agujeros se destapan a las pocas horas y el material de desecho no es retirado por los empleados delegacionales, por ende, se hace una combinación de boquete con cascajo que entorpece aún más la circulación y que tapa las coladeras.

 

En las últimas horas dichos “cráteres” se han incrementado debido a la lluvia, no obstante muchos de los hoyos llevan meses y en algunos casos hubo introducción de drenaje en la cercanía del Bosque de Tlalpan, colonia Miguel Hidalgo, sin que hasta el momento se haya realizado la pavimentación respectiva, por lo que las calles lucen como hace 25 años cuando la terracería, los charcos y los malos olores eran el pan de cada día de los vecinos que no ven mejora en sus vialidades a pesar de los impuestos que pagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *