Excélsior / Gerardo Jiménez. P 5

Enfrentan alto riesgo 12 mil edificaciones

En la Ciudad de México hay 12 mil 714 edificios localizados en la zona de más riesgo sísmico y se encuentran evaluados en alta, media y baja vulnerabilidad, de acuerdo con un censo realizado por el Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal (ISCDF).

De acuerdo con este estudio al que tuvo acceso Excélsior, 534 inmuebles, entre escuelas primarias, secundarias, jardín de niños, centros comunitarios, Cendis, edificios de bachillerato y licenciatura, así como hospitales, clínicas y centros de salud, y otras edificaciones en general, están tipificados con un rango de alta vulnerabilidad lo que podría provocar que se vinieran abajo ante un sismo mayor de 8 grados.

Además, un promedio de mil 15 edificios en todo el DF están tipificados con riesgos estructurales, que ante un sismo de magnitudes superiores a los de 1985, puede provocar que se vengan abajo, de acuerdo con un censo interno que tiene la Secretaría de Protección Civil del DF.

Según el mapeo concentrado en el Atlas de Riesgo de la dependencia, estos edificios van desde los dos hasta los cinco pisos y se encuentran localizados principalmente en las delegaciones Benito Juárez, Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Azcapotzalco y Miguel Hidalgo.

Con base en la aplicación del método de evaluación y vulnerabilidad realizado por el ISCDF, la zona de mayor riesgo sísmico de la ciudad se concentra en ocho colonias de la delegación Cuauhtémoc: Roma, Doctores, Obrera, Juárez, Moctezuma, Tabacalera, Centro e Hipódromo.

La Roma es la que concentra más edificaciones vulnerables con cuatro mil 760, de las cuales dos mil 271 son de bajo riesgo; dos mil 299 de mediano y 190 de alto.

La colonia Tabacalera concentra el menor número de inmuebles en riesgo con 359, de los cuales 253 son de mediano; 103 de bajo y tres de alto riesgo.

Del total de los 12 mil 714 inmuebles ubicados en zona de alto riesgo sísmico, seis mil 281 son de mediana vulnerabilidad, 5 mil 899, de baja y 534 de alta.

Los inmuebles de riesgo en la delegación Cuauhtémoc, presentan daños que van desde grietas hasta paredes a punto de caer, pero hasta el momento no se cuenta con un plan de coordinación ante temblores.

Funcionarios de Protección Civil del DF reconocieron que no se ejercen acciones normativas de verificación contundente para que los propietarios realicen acciones correctivas y dejen de ser un riesgo, porque tampoco se trabaja en un modelo interinstitucional.

Oscar Roa Flores, ex director de Prevención de la Secretaría de Protección Civil, señaló que tan sólo en la zona centro, él reportó un censo de 102 edificios en alto riesgo de colapsarse, los cuales debían ser demolidos pero, por litigios y falta de recursos de sus propietarios, no se ha logrado.

Ha sido complicado porque después de una revisión exacta y de emitir resolutivos sobre estos edificios ha quedado pendiente esta mitigación de riesgos”, señaló el ahora experto en gestión y riesgo en Protección Civil.

En marzo de 2011, el propio Roa adelantó a este diario que si en la Ciudad de México ocurriera un sismo superior a los 9 grados en la escala de Richter, estaríamos frente a la devastación total de la capital del país. Tal vez, sólo quedarían en pie el World Trade Center y la Torre Mayor.

Todos (los edificios) están hechos, bajo las normas de este reglamento que está diseñado para soportar un sismo de más de 9 grados, en eso estamos pensando, un sismo mayor sería catastrófico”, explicó Roa.

Gabriela Salido, presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa confirmó a Excélsior que también cuenta con reportes de los edificios en riesgo.

“Es fundamental que la secretaría (de Protección Civil) los tenga mapeados porque se convierten en una área de incidencia mayor en caso de un sismo de estas magnitudes”.

Señaló que presentaron un punto de acuerdo para que Instituto para la Seguridad de las Construcciones del DF, entregue este dictamen para que la Secretaría de Protección Civil local pueda operar y prevenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *