Christian Daza

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera promulgo el Reglamento de Tránsito para el DF, mismo que según él, será para dar preferencia a los peatones, a los ciclistas y hasta el último a los automovilistas, por ello el que las multas se hayan incrementado y además que se sancionen con mayor penalidad a quien no traiga cinturón de seguridad, quien invada banquetas, a quien dé vuelta continúa a la derecha o a quien manipule el celular mientras conduce, entre otros puntos.

En el caso de los peatones y ciclistas sólo habrá apercibimientos o amonestaciones por parte de la policía, lo que vendría siendo un “llamado a misa” en vista de que no serán multados pues para empezar, no hay un documento que permita aplicar las sanciones, como es el caso de los conductores que cuentan con su licencia de conducir.

Ahora bien, la pregunta es: ¿Ha hecho su parte el gobierno capitalino para que se den las condiciones y prioridades para que los peatones circulen por las banquetas, calles y demás espacios públicos de traslado? Y en su caso: ¿En la delegación de Tlalpan se cuenta con la infraestructura para que la gente pueda transitar a pie libremente y de tal manera se apegue al Reglamento de Tránsito? La respuesta es sencilla: No.

Al caminar por importantes vialidades ubicadas en Tlalpan, como son la Calzada de Tlalpan y la avenida de los Insurgentes, nos percatamos que el Gobierno del Distrito Federal no ha cumplido con su parte para dar cabal respeto al recientemente promulgado ordenamiento. De tal manera que se observan decenas de puestos ambulantes que bloquean las banquetas y que obligan a los transeúntes a invadir el arroyo vehicular. Lo mismo pasa con las líneas cebra de cruce peatonal, que en muchos casos apenas se notan y en otros cruces ni siquiera existen. Ni que decir de la falta de rampas para personas con discapacidad, que en muchas esquinas se carece de las mismas, y en el caso en donde las hay, unos metros más adelante no falta el puesto de periódicos, el puesto ambulante, la caseta telefónica o algún poste que impide el correcto avance a alguna persona en muletas o silla de ruedas.

Hay gran cantidad de calles que no tienen semáforo, y qué decir de las vialidades que no tienen nomenclatura, ni balizamiento y ni siquiera banquetas para que pueda caminar el peatón que supuestamente está siendo tan favorecido con el nuevo reglamento.

Ya ni qué decir de las vías secundarias en prácticamente es letra muerta el actual reglamento de tránsito y mucho menos las vialidades para ciclistas, que en el caso de la zona sur, específicamente en Tlalpan, no existen ciclovías dentro de la zona urbana que den la facilidad a este medio de transporte que se ha puesto tan de moda y que tanto han presumido las autoridades en su inclusión como parte de una urbe de vanguardia.

A continuación dejamos algunos ejemplos en imágenes de cómo se encuentran nuestras calles y con ello sabremos si el Gobierno del Distrito Federal también está dispuesto a hacer valer el reglamento de tránsito dándoles a los automovilistas, peatones, discapacitados y ciclistas las condiciones para que puedan circular con fluidez y seguridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *