Excélsior/ Francisco Pazos. P 6 Comunidad

Fallas activas causan pequeños temblores

Tras el sismo de 5.8 grados Richter que sacudió al DF minutos después de la medianoche del domingo pasado, al menos cuatro sismos con origen en la capital fueron registrados por el Servicio Sismológico Nacional (SSN). 

De acuerdo con los registros del SSN, esos movimientos tuvieron foco en las delegaciones Iztapalapa, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón.

Los dos primeros movimientos se registraron casi 12 horas después del sismo de 5.8 grados del domingo: a las 12:10 y 13:00 horas al suroeste y oeste de la delegación Álvaro Obregón con magnitudes de 2.9 y 2.7 grados Richter, respectivamente.

El lunes, otros dos movimientos sorprendieron a los habitantes de las delegaciones Miguel Hidalgo e Iztapalapa. En esos casos, el sismógrafo del SSN reportó magnitudes de 2.6 grados Richter en la delegación Miguel Hidalgo y de 2.9 grados Richter para el sismo con origen en la delegación Iztapalapa, donde incluso se aplicaron protocolos de evacuación en algunos inmuebles.

Michel Muñoz, jefa de Unidad de Orientación de la Secretaría de Protección Civil del DF, descartó que estos movimientos menores tengan relación con el sismo que afectó a la ciudad durante el domingo. La especialista detalló que el sismo de 5.8 grados Richter tuvo origen en las placas de Cocos y Americana y ocurrió a 60 kilómetros de profundidad, mientas que los movimientos con origen en el DF corresponden a acomodos superficiales del terreno.

“Los sismos con origen en la Ciudad de México son generados por la acumulación tensional en los suelos de tipo lacustre. La capital fue una zona de volcanes en la etapa cuaternaria que dio origen a varias sierras en donde se acumularon depósitos lacustres.

“El acomodo de estos depósitos generan microsismos. Los sismos que tuvimos aquí en la ciudad son resultado del hundimiento del Valle de México y son independientes del sismo de Huitzuco, Guerrero”, detalló Muñoz.
Aclaró que para el registro de estos movimientos locales no puede hablarse de un epicentro como tal, ya que este término corresponde sólo a movimientos de tierra con origen tectónico.

La geofísica agregó que aunque no existe una constante en la frecuencia de este tipo de movimientos, de acuerdo con el monitoreo que realiza la SPCDF, al mes ocurren en promedio tres microsismos en el DF. Dijo que este tipo de movimientos se concentran en la delegación Tlalpan y en Ciudad Universitaria y son generados por fallas activas, diferentes a las fallas de tipo tectónico que ocasionan sismos de gran magnitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *