Martha Mejía / Vértigo. P 60-61

Isla urbana: una solución a la carencia de agua

Frente a la contradicción de ser un región donde “hay muchísima lluvia” pero cuya población sigue acarreando agua por falla de infraestructura para recibirla en sus hogares se erigió en 2009 el proyecto isla Urbana que busca demostrar que la captación de lluvia puede ser parte importante de la infraestructura de la Ciudad de México y cubrir las crecientes necesidades de agua de la urbe.

En entrevista con Vértigo su fundador y director, Enrique Lomnitz, expone que el Valle de México está en una posición única para adoptar la captación de agua de lluvia a gran escala como solución al problema del agua y servir de ejemplo a otras metrópolis.

“Si lograrnos aprovecharla y cuidarla de forma integral podemos vivir con la lluvia que cae sobre el valle en vez de inundamos con ella. Parte de la solución involucra abastecemos de agua limpia y renovable, captando la lluvia en las viviendas de la ciudad”, señala.

La propuesta se basa en una tecnología de fácil instalación llamada “el Tlaloque”, un recipiente diseñado para adaptarse a la estructura de las viviendas ya existentes y recoger el agua de lluvia, filtrando las primeras aguas, que son las más contaminadas.

Primero, indica Lomnitz, debe elegirse una sección del tedio de la casa, donde el agua se capta a través de canaletas hacia un módulo que elimina basura de gran tamaño, como hojas. Luego pasa a un segundo filtro que intercepta el agua más contaminada y envía la más limpia a la cisterna.

En la cisterna opera un reductor de turbulencia que evito que el líquido que ingresa levante sedimentos que pudieran encontrarse previamente en ella; luego, el agua pasa por un filtro que depura dichos sedimentos y, finalmente, un filtro de carbón activado quita otros químicos.

“La idea es que sea un sistema muy sencillo, fácil de usar y de mantener, que dé agua de alta calidad. Porque el chiste de la captación de agua de lluvia es que si lo haces bien obtienes agua de muy alta calidad, pero si lo haces mal obtienes agua de calidad mediana o baja”, dice el fundador de Isla Urbana.

Instalar uno de estos sistemas cuesta de seis mil 500 a diez mil pesos, incluyendo el material y mano de obra. El trabajo es realizado por el mismo personal que integra Isla Urbana.

El ingeniero industrial indica que, como con todo sistema que se tenga en casa, se debe mantener limpio en general, pero “sobre todo es importante mantener limpio el techo. Recomendamos darle una barrida semanalmente y cada temporada de lluvias se tienen que cambiar los cartuchos de los filtros, que tienen un costo de casi 350 pesos en total”.

Ayuda

Lomnitz y su equipo instalan estos aparatos en barrios y colonias populares de la capital por seis mil 500 pesos y buscan apoyos financieros que cubran parte del costo.

Se trata de una región donde “hay muchísima lluvia”, pero donde la gente sigue acarreando agua por falta de infraestructura, lo cual es muy contradictorio, dice Lomnitz.

“Trabajamos en toda la zona del Ajusco, todas las zonas altas al sur de la Ciudad de México, que van desde Magdalena Conteras, Tlalpan o Xochimilco, un poquito Tláhuac y Milpa Alta, pero también tenemos proyectos con los huicholes en Jalisco, con los mazatecos en Oaxaca, sistemas en Tlaxcala, en el Estado de México y otras partes. Aunque la mayoría de nuestro trabajo está concentrado en el sur de la capital de la República”.

Lomnitz desea que la Ciudad de México se convierta en una capital mundial de la captación del agua, y que esta sea una parte normal y cotidiana de su vida. “Aquí llueve ocho meses al año y gracias a la cisterna los habitantes pueden tener cubiertas en 80 y hasta 100% sus necesidades de agua”.

Ahorros

De acuerdo con Isla Urbana, con este sistema se puede ahorrar el pago del recibo de agua durante las temporadas de lluvia e incluso a lo largo de todo el año si adquieren cisternas de mayor capacidad para almacenar el líquido.

Pero la población no es la única beneficiada: “Si captas agua de lluvia el gobierno también se beneficia, ya que el ahorro le supone no tener que dar agua por la red”. Añade que ese dinero se podría destinar a otros sectores como la educación.

Enrique Lomnitz indica que, además de la falta de suministro en determinadas delegaciones, la capital tiene un índice de fuga de 30 a 40%. Para ejemplificar el ahorro que supondría, apunta que cada metro cuadrado de techo capta alrededor de 800 a mil litros de agua al año.

Reconocimiento

Su proyecto recibió por todo ello el reconocimiento del Instituto Tecnológico de Massachusetts, con lo cual el capitalino de 30 años se suma a una lista de grandes innovadores del planeta que incluye a personalidades como Mark Zuckerberg, creador de Facebook; Sergey Brin, de Google, y Jack Dorsey, de Twitter.

Para la selección de los ganadores el Tecnológico de Massachusetts, por conducto de su publicación MIT Téchnology Review, recibe cientos de propuestas de todo el mundo, de las que solo 35, de menores de 35 años, resultan seleccionadas para recibir ese prestigioso galardón.

“Es un honor recibir este reconocimiento mundial”, comparte Lomnitz, quien además resalta que este premio es una prueba de que en México “existen jóvenes con las ganas y el talento de cambiar las cosas.

Indica que seguirá adelante con su proyecto Isla Urbana esperando poder extenderlo a más comunidades y, asimismo, integrar cada vez más programas de educación ambiental para que los sistemas de captación de lluvia estén también acompañados por un esfuerzo de incrementar la conciencia de la población sobre los problemas en torno del agua y “darles las herramientas necesarias para que se vuelvan más autosugestivos en el tema”.

Para ello busca dar talleres y capacitaciones: “Que los nuevos arquitectos, ingenieros y diseñadores egresados de las universidades sepan captar agua de lluvia para que puedan integrar los sistemas de captación en sus proyectos, que se pueda realmente ir integrando más en proyectos de construcción y vivienda, y que se haga bien”.

Si quieres conocer más sobre el proyecto de Isla Urbana visita su página web www.islaurbana.mx o su perfil en Faccbook.com/islaurbana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *