Excélsior / Adrián Rueda. P 4

Capital Político / La fiesta de Mancera

Más que un informe de Gobierno, pues en nueve meses de administración al frente de la ciudad hay muy poco que informar, Miguel Ángel Mancera acudirá hoy a la Asamblea Legislativa del DF a pedir unidad para la defensa de la capital.

Luego de que Manuel Granados operara para organizarle una visita light, donde el jefe de Gobierno será el muñeco del pastel, Mancera no enfrentará obstáculo alguno para pasar sin mancha el pantano legislativo de Donceles.

Llegará al recinto cuando ya todos los partidos políticos hayan hablado en tribuna para fijar sus respectivas posiciones y después tendrá la cancha para él solito, sin tener que contestar ninguna pregunta, por el simple hecho de que no se permitirá alguna. Luego de que envíe su mensaje político, sólo tendrá que escuchar la respuesta que a nombre de la ALDF dará el diputado Víctor Hugo Lobo, presidente de la mesa directiva durante septiembre.

Se espera que el discurso de Lobo -un aliado- vaya en torno a un llamado a la unidad entre gobierno y ciudadanos para que, además de exigir la realización de las tareas más apremiantes, se sumen a ellas y no sólo sean espectadores. El informe lo presentará Mancera por escrito y en la tribuna sólo dirigirá un mensaje, que se espera se centre en las dificultades por las que atravesará la ciudad tras la reforma hacendaria del gobierno federal, y que de aprobarse la capital dejará de recibir alrededor de mil millones de pesos para 2014, y contando, pues la cifra podría alcanzar los 4 mil, lo que ahogaría las finanzas de la urbe. De darse el recorte, el GDF no tendría para sus programas sociales, parte fundamental de su política, ni podría ampliar la construcción de la L12 del Metro, concluir las megaobras viales y se vería obligado a ajustar impuestos y servicios hacia arriba, como el Metro.

Eso es lo que unió a las tribus con el jefe de Gobierno en la tregua que se estarán dando los próximos meses; de concretarse el ahogamiento económico de la capital, todas las tribus padecerán por igual. Tal parece que la idea de la Federación es obligar al DF a recortar sus programas y ajustar tarifas, a fin de que en 2015 el PRI tenga mayores posibilidades de iniciar la verdadera invasión a la ciudad. Quizá por ello a la Sedesol de Rosario Robles le urge doblegar a la delegada en GAM, Nora Arias, la única que no ha dejado entrar la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que no es otra cosa para el tricolor que meter un pie al DF. En primer lugar, el delegado de Sedesol en la capital, Sixto Hoyos, pide permiso para entrar cuando ya opera desde hace varios meses y dice que si las autoridades capitalinas insisten en bloquear su entrada, su área caerá en subejercicio presupuestal. Nada más falso, pues en una reunión en GAM, donde repitió su gastado argumento, Arias lo paró en seco al preguntarle como cuánto calculaba que habría de subejercicio, a lo que Hoyos no supo qué decir. La razón, muy simple: la Sedesol no tiene dinero para el DF y Hoyos es un cuentero de Rosario; sus programas son limitados, pues de los millones de pobres que dice que hay en la capital, sólo podría atender 10 por ciento. Por ello, el PRD busca hacer un frente contra esa embestida, dejando de momento sus diferencias.

Centavitos

Dicen los enterados que el Informe está integrado más por obras y acciones de los delegados que del GDF. A cada delegado se le pidió un informe de trabajo por colonia para que el jefe de Gobierno dé cuenta de ellos. La pregunta es: si Mancera informará de las acciones en las demarcaciones, ¿qué informarán los delegados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *