El Universal / Elena Michel – Phenélope Aldaz. P 1-3

Laboran en delegaciones y aspiran a cargo popular

Al menos mil 282 funcionarios públicos adscritos a la nómina de 14 de las 16 delegaciones forman parte de alguna de las fórmulas que compiten para integrar los nuevos Comités Ciudadanos y Consejos de los Pueblos.

De acuerdo con un comparativo entre la nómina de las demarcaciones y las listas de las fórmulas -ambas bases de datos públicas- se identificaron a 832 trabajadores delegacionales que compiten para ser representantes vecinales.

La cifra global representa 3.28% del listado de 39 mil 25 aspirantes difundido por la autoridad electoral.

Las tres delegaciones que concentran en su nómina el mayor número de candidatos son Azcapotzalco, con 122; Álvaro Obregón, con 100; e Iztacalco, con 94. Mientras que Milpa Alta tiene el menor número de aspirantes, con 30.

Los 450 funcionarios restantes se postularon en una demarcación distinta a donde laboran.

El artículo 213 de la Ley de Participación Ciudadana establece que deberán ser removidos de su cargo dentro del comité, las personas que laboren en la administración pública delegacional, local o federal o estén incorporados a algún programa social.

Los datos obtenidos a partir del cruce de la información de las delegaciones y las fórmulas publicadas en el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) reflejan que los funcionarios ocupan puestos que van desde auxiliares hasta directores de área, pasando por líderes de proyecto y jefaturas de unidades departamentales (JUD).

Ejemplo de ello es la directora de Enlace Ciudadano de la delegación Tlalpan, Alejandra Garduño Pérez, quien a pesar de su cargo participa en la elección vecinal como candidata a presidir el comité de la colonia Los Encinos, registrada en la fórmula número dos.

Donde también se encontró una situación similar fue en Azcapotzalco. El director de área, Rafael Hernández Rodríguez, forma parte de la planilla uno de la colonia Victoria de las Democracias, en la misma demarcación.

Al igual que Víctor Hugo Contreras Romero, quien además de aparecer en la nómina de la delegación, se encuentra en el registro de la fórmula número 5 de la colonia Obrera Popular.

El comparativo no incluye a las delegaciones Gustavo A. Madero y Benito Juárez, ya que al momento del análisis no se localizó la nómina en su página de internet.

La cifra de 832 candidatos triplica los números reportados por IEDF que suman sólo 385 candidatos en funciones en alguna demarcación.

De acuerdo con el consejero Mauricio Rodríguez, hasta el miércoles pasado, solo se habían cancelado 18 registros correspondientes a ciudadanos que decidieron mantener su trabajo y renunciar a la candidatura vecinal o no respondieron a la notificación enviada por el IEDF.

Vecinos en la nómina

En un cálculo realizado por este diario respecto a los 832 candidatos que son al mismo tiempo servidores públicos se encontró que las delegaciones destinan al menos 4 millones 134 mil 295 pesos mensuales en sus salarios. De las 16 delegaciones, Álvaro Obregón es la que más invierte en este tipo de pagos, con 581 mil 715 pesos; seguida por Iztacalco, con 579 mil 521 pesos; y Azcapotzalco, con 574 mil 195 pesos.

En el análisis realizado también se identificó a mil 178 integrantes de los comités que concluyen su gestión a finales de septiembre, en la nómina de alguna demarcación.

Respecto a los integrantes de comités que concluyen en septiembre su gestión, fue posible identificar únicamente que Benito Juárez destina 67 mil pesos para sueldos, mientras que Gustavo A. Madero, 61 mil pesos.

En Miguel Hidalgo, por ejemplo, se desempeña Trinidad Belaunzaran González como directora ejecutiva de Enlace Delegacional y además forma parte del comité de Lomas de Chapultepec.

Recordada por su postura a favor de los parquímetros en las Lomas y su rechazo a las violaciones en el uso de suelo.

Poco antes de que iniciara el proceso para la elección de los Comités Ciudadanos y Consejos de los Pueblos, diputados locales denunciaron que delegaciones como Coyoacán, Tlalpan y Magdalena Contreras mantenían entre sus funcionarios a integrantes de este tipo de organizaciones.

Ante ello, el diputado del Partido Acción Nacional (PAN) Héctor Saúl Téllez presentó una iniciativa para reformar los artículos 15 y 213 de la Ley de Participación Ciudadana del DF para establecer sanciones administrativas que van desde la destitución hasta la inhabilitación permanente del cargo a funcionarios que participen en la elección vecinal y a quienes faciliten los contratos.

El IEDF ha reiterado su llamado a las autoridades locales y a los actores políticos para que eviten intervenir en un proceso que es sólo de ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *