Decidiste perforarte pero aún tienes dudas. ¿Dónde ir? ¿Qué piezas comprar? ¿Cuáles son las consecuencias? A continuación una breve reseña de esas cosas que necesitas saber antes de tu próxima perforación.

 

Donación de sangre

Puede que nunca hayas donado sangre, pero ¿te preocupa la idea de perforarte y luego no poder hacerlo?

Buenas noticias entonces, es posible incluso estando tatuado o perforado siempre y cuando haya pasado un año desde el procedimiento. Claro que si tienes interés en la donación hay otros requisitos que deberás cumplir:

  • Ser mayor de 18 años;
  • Pesar mínimo 50 Kg.;
  • En general tener buena salud;
  • Presentar una identificación oficial con fotografía;
  • Personas sin tos, gripe, dolores de cabeza o de estómago;
  • No padecer, o haber padecido, epilepsia, hepatitis, sífilis, paludismo, cáncer, sida o enfermedades severas del corazón;
  • No haber ingerido bebidas alcohólicas en las últimas 48 horas;
  • No haber tenido ningún tipo de cirugía en los últimos seis meses;
  • No haberse realizado tatuaje, perforación o acupuntura en el último año
  • No haber sido vacunado contra hepatitis o rabia en el último año
  • En ayuno mínimo de 4 horas.

 

Piezas

Todo lo humanamente clonable está en la calle, el mercado o a la salida del metro. Tenis, vestidos de “diseñador”, carteras de piel sintética…y claro hasta esa joyería que cuesta miles, pero se reduce a pesos cuando es “made in china”.

Las piezas para piercing se venden es sus bolsitas de esterilizar hasta en taquerías, esto no las hace estériles o buenas, tan sólo baratas y nocivas una vez en el cuerpo.

Algunas son de acero inoxidable, pero eso no basta para que no cause daño. Puede que la arracada/nose stud/banana para ceja luzca como el original, pero el material del que está hecho no permitirá una curación adecuada en la perforación. Las reacciones alérgicas, hinchazón, comezón del área, oxidación de la pieza o deterioro de la misma, son consecuencias inmediatas.

Compra en un lugar donde te puedan garantizar la calidad del producto…o asume las consecuencias por comprar “joyas” de 20 pesos o menos.

 

Tianguis vs. Estudio profesional de perforaciones

Es completamente cierto: el “perforador” del tianguis cobra la mitad por hacer el “mismo” trabajo que un estudio profesional. Punto a favor para el señor del tianguis.

Ahora mi parte favorita: los puntos en contra.

El sitio de perforaciones en un tianguis está expuesto a la intemperie, mientras a ti perforan una ceja, la herida queda a merced de todo lo que te rodea: gente que camina entre los puestos, el polvo de la calle, el humo de quienes están cocinando, etc. Que quien esté perforando use guantes de látex no te protege de mucho, más que de sus manos probablemente sucias (¿O acaso viste un lavabo dentro del puesto?).

Ya vimos lo de la higiene, ahora… ¿están esterilizados lo materiales que van a utilizar en el procedimiento? ¿De dónde viene la joyería?

La respuesta es: mejor ahorra un poco más y ve con alguien que tenga un estudio en condiciones y experiencia comprobable, porque al final del día tu salud es la que está en juego.

Es responsabilidad del profesional responder TODAS tus preguntas (hasta las más tontas), garantizar materiales, joyería y hacer un seguimiento del proceso de curación. Si no es capaz de cumplir con esos requisitos, camina un poco más y vete al estudio que sigue.

 

Artículo compartido por Arturo Figueroa de Electrink Tatuajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *