El Universal / Hilda Escalona.

Niña “científica” recibe apoyo para viajar a Emiratos Árabes

Por su buen desempeño a lo largo de 23 años, el Policía Auxiliar Domingo Rentería Pastrana, recibió un cheque por 10 mil pesos de manos del Secretario de Seguridad Pública local, Jesús Rodríguez Almeida.

El uniformado donará el dinero a su hija Karina para que acuda a la Expo Internacional de Ciencias que se llevará a cabo en la ciudad de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos. La pequeña de 13 años desarrolló un proyecto de reforestación y captación de agua pluvial, mismo que en algunos años podría mitigar la falta del líquido en la delegación Tlalpan.

Como la pequeña no contaba con los recursos suficientes para realizar el viaje, su padre solicitó la ayuda del jefe policiaco.

“Después de analizar y estudiar el caso concreto de solicitud de apoyo económico por parte del policía segundo, Domingo Rentería Pastrana, se encontró que cuenta con un expediente ejemplar durante sus 23 años de servicio en la Policía Auxiliar ejerciendo su labor policial, bajo los principios constitucionales y legales establecidos”, señaló Rodríguez Almeida.

“De conformidad con el dictamen de la comisión interna de análisis y evaluación para el otorgamiento de estímulos y condecoraciones de la Policía Auxiliar se autorizó por única ocasión la entrega de diez mil pesos al compañero en cuestión derivado de su desempeño moral y sentimiento de pertenencia a la institución para que pueda apoyar a Karina que nos representara en el extranjero”.

Rodríguez Almeida comentó que la menor realizó varias investigaciones y notó que la madera de encino blanco –quercus rugosa-, nativo de la zona, absorbe más agua de lluvia por lo que podría recargar los mantos acuíferos.

“Conocida ahora como la niña científica será una digna representante de nuestro país en un encuentro internacional de ciencias que se llevará a cabo en los Emiratos Árabes Unidos en la ciudad de Abu Dhabi, ella ha manifestado su preocupación por la ecología principalmente por la escasez de agua”, detalló.

Karina, en colaboración con estudiantes de la secundaria 19, inició, en agosto del año pasado, con un proyecto de reforestación del árbol de encino blanco.

Los alumnos de esas escuela recolectaron semillas del árbol que entregaron a Karina y a sus compañeros y eligieron las más aptas para germinar y sembrarlas en el laboratorio de agricultura.

Después de siete meses, regresaron las semillas convertidas en arbolitos a sus compañeros de la secundaria 19 quienes se encargaron de realizar composta a partir de tierra infértil –de banquetas- a la que le aportaron nutrientes para volverla fértil a través de los trasplantes y sembrar en ella la arboleda.

Sin embargo, Karina a su corta edad es sensata, sabe que su proyecto no dará resultados en un año o dos, sino que deberán pasar décadas para ello, no obstante, confía en que plantó la semilla para que futuras generaciones de la secundaria continúen con su proyecto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *