En el pasado quedó ese espacio empastado que rodeaba un tipo cazo en el que los pequeños se rodaban cuesta abajo mientras muchos otros, en el fondo contemplaban a los animales. Se alcanzaban a escuchar los rugidos de los leones y a percibir el hedor característico de los animales salvajes. Muchos recuerdan el correr de los búfalos y las tolvaneras que levantaban.

ZOOLÓGICO TLALPAN

Ahora sólo hay árboles rodeando el circuito, imposible sería tratar de rodarse como en la infancia. Escondidos se alcanzan a ver las que alguna vez fueron las moradas de los animales, que ahora ya tienen puertas y hasta celdas solares, lo que hace pensar que se intentó hacer un centro ecoturístico con todo y tirolesa, empero, pareciera que no funcionó porque ahora la imagen es de abandono total.

ZOOLÓGICO TLALPAN 3

Metros arriba hay otra extensión del zoológico en donde algunos recuerdan que hubo jirafas así como caballos y uno que otro burrito. Lo cierto es que se podían ver bisontes, venados y chivos.

Todo se encuentra abandonado. De hecho, hasta esta parte alta ya casi no hay paseantes. Corredores sí, pero familias completas que acudían a un paseo es casi raro. De hecho, otros más recuerdan que había vendedores de juguetes como paracaidistas, avioncitos y animales a escala. Ya nada de eso se encuentra.

En alguna ocasión se le preguntó a Carlos Imáz, quien fue jefe delegacional en Tlalpan en el año 2003, si había alguna posibilidad de rescatar este espacio, a lo que el célebre ex funcionario perredista soltó una carcajada y dijo que por supuesto no. “Es muy caro mantener a los animales, además la gente ya no llega hasta arriba”, dijo entonces.

ZOOLÓGICO TLALPAN 2

Años más tarde, la administración del Bosque de Tlalpan pasó a manos de la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal, la cual hasta el momento no ha mostrado la mínima intención por rescatar este espacio que desde 1968 se planeó para ser un bosque-zoológico, mismo que cerró sus puertas en 1988.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *