Planeta Tlalpan 75

 

Frentes de obra para infraestructura urbana se abren por todo Tlalpan, al ciudadano común no se le informa de que se tratan, cuando inician y terminan, no existen señalizaciones de tránsito, lo cual a ocasionado varios accidentes automovilísticos,  destrucción de camellones, banquetas y calles así como la consecuente molestia del tránsito excesivo de vehículos, ruido, smog y basura.  Para todo ello no se implementaron medidas de mitigación, ni siquiera operativos viales o de señalización adecuados.

La renovación de las banquetas en calles de la colonia Toriello Guerra, ha sido muy cuestionada pues renuevan banquetas donde no hace falta y dejan sin atender las que son urgentes. Abren la calles para colocar nueva tubería de agua y han dejado una zona de guerra. En la calle Ayuntamiento que es la bajada principal de la colonia Miguel Hidalgo y Fuentes Brotantes sigue sin terminar las banquetas y no tienen para cuando. Las coladeras abiertas y baches de la carretera Picacho-Ajusco y las calles de Padierna son un crimen para todos los que por ahí circulan.

 

Vecinos de las colonias Niño Jesús y La Joya han escuchado rumores de que las autoridades planean cambiar el sentido a la calle de Niño Jesús, de sur hacia el norte, para desfogar el tránsito sobre Calzada de Tlalpan impactando de esta manera la ya de por sí vilipendiada tranquilidad  del barrio. También se rumora que tienen planes de realizar una obra vial en la calle de Tezoquipa para acceder al Viaducto Tlalpan y probablemente al segundo piso lo cual podría afectar aun más a los habitantes de toda la zona.

 

Algunas de estas obras son subterráneas y una vez que estén concluidas esperemos no tengan que volver a abrirlas, como el caso de Niño Jesús entre Tezoquipa y Galeana en donde hace un año se estrenó tubería de 4”, pero esta no cumplía con la calidad y tenía fugas constantemente, decidieron sustituirla por una flexible “que ahora si va a durar” dicen los trabajadores de la obra.

 

En el terreno que ocupaba la Clínica San Rafael en Santa Úrsula Xitla preparan el terreno para comenzar la construcción de un nuevo centro comercial lo cual ajetreará aun más la ya de por sí complicada zona.

 

Ahora uno de los problemas que se avecinan es que si no terminan antes del periodo de lluvias y dejan todo bien limpiecito quedarán muy azolvadas  las coladeras ya que la cantidad de tierra y escombro es impresionante y en el momento que caigan las primeras lluvias los encharcamientos se dimensionan de proporciones bíblicas.

 

Vecinos, mientras más ojos observadores haya, menos cochinadas podrán hacer las autoridades. Póngales marcaje personal, tomen fotos, registren la información, reporten a @AGUCDMX  vía Twitter y envíen sus denuncias al buzón de Planeta Tlalpan (planetatlalpan@gmail.com), también vía Twitter @PlanetaTlalpan, de esta manera podremos enterarnos y compartir con otros, quedará un registro para que luego no digan de que “aquí no pasó nada y cada quien para su casa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *