El gobierno capitalino y el PRI en el Distrito Federal acordaron una tregua en la lucha política por la implementación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a fin de que nadie salga lesionado ante la resistencia de cuatro delegados del PRD, para que se apliquen los programas sociales federales en la capital. Luego de compartir la sal y el pan —que no el PAN—, el dirigente Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre y el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, decidieron que las críticas se mantendrían en las acciones de los delegados rebeldes y la titular de Sedesol, Rosario Robles.

Desde hace varias semanas, los delegados de Iztapalapa, Jesús Valencia; de Gustavo A. Madero, Nora Arias; de Tlalpan, Maricela Contreras, y de Álvaro Obregón, Leonel Luna, iniciaron una guerra con Robles por la entrada de la Cruzada en el DF.  Es un asunto entre ellos y ni la administración capitalina ni el partido tricolor —al nivel que sea—, serán tomados como rehenes o banderas políticas de los implicados. La reunión entre Gutiérrez de la Torre y Serrano se da luego de que el PRI abandonara, hace varias semanas, la mesa de análisis de la reforma política del DF, a la que regresarán probablemente hoy mismo.

Aunque los tricolores plantearán que la citada reforma sea incluida en un acuerdo más amplio dentro de la llamada Alianza por la Ciudad, a fin de que se diseñe una estrategia parecida al Pacto por México y se incluyan otros temas importantes.

La agenda que pretenden imponer los priistas en la ciudad incluye temas de gobierno como desalojos a zonas de conservación invadidas, dotación de agua a colonias marginadas e iniciativas legislativas que a la fecha no pasan. Esta propuesta no suena nada mal, incluso para el propio gobierno, que tendría elementos para sacudirse las presiones de sus propias tribus, pues se podría amparar en que son acciones decididas dentro de la Alianza, donde estarían todos los actores políticos.

Excélsior / Adrián Rueda, página 4. Jueves, 6 de junio de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *