Es una antigua capilla de la época virreinal, para atención de la comunidad indígena del pueblo del mismo nombre.

Fue reconstruida en 1819. Cuenta con una torre única de tres cuerpos. La portada carece de recubrimiento. El sotocoro contiene un relieve cromado con la figura del águila bicéfala de los Hadsburgo. Está en el Catálogo de Monumentos de 1956. Hacia inicios de la década de 1970, ante su obvia insuficiencia, el cura párroco de ese lugar, padre Jesús Ramos, decidió la edificación de un templo de arquitectura audaz junto a la vieja capilla. Rebasado por el crecimiento poblacional, en 1997 tuvo que iniciarse la construcción de una capilla abierta en el atrio parroquial, la que fue inaugurada en las fiestas patronales de abril de 1998.

Puede usted visitarla en la calle Enseñanza, sin número, en el pueblo de San Pedro Mártir, que a su vez está en el k. 19.5 de la carretera federal de Cuernavaca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *