Reforma / Mirtha Hernández. P 1-3 Ciudad

Prevén 30 mil niños en horario ampliado

Alrededor de 30 mil niños serán atendidos en las 100 escuelas públicas donde el Gobierno del Distrito Federal apoyará con actividades artísticas, de educación para la salud, valores y utilización de medios, en horario vespertino. 

Así lo informó la Secretaria de Educación local, Mará Robles, quien explicó que con estas actividades se busca contribuir a elevar la calidad de la educación, abatir los problemas de sobrepeso de los estudiantes y darles opciones de recreación.

“Son 100 escuelas, en promedio, con 300 niños cada una, pero hay algunas que tienen hasta 600 estudiantes.

“Este es un programa piloto, un laboratorio científico. La línea de base de evaluación la hará el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE)”, dijo.

El programa de las 100 escuelas, cuyo horario será de las 08:00 a las 17:30 horas arrancará el próximo 19 agosto, junto con el ciclo escolar 2013-2014.

“Es una intervención intersecretarial. Participará la Secretaría de Salud, Cultura, Desarrollo Social, Protección Civil, el Instituto del Deporte”, añadió Robles.

La primera acción correrá a cargo de la Secretaría de Salud que a la entrada de las escuelas montará un módulo -y con previa autorización de los padres de familia- pesará, medirá, tomará muestra de sangre a los niños para evaluar si tienen o no diabetes.

Para ello, ya se ha convocado a estudiantes de las universidades Iberoamericana, el Tecnológico de Monterrey, la Autónoma Metropolitana y la Universidad Latina para que presten servicio social en el levantamiento de este diagnóstico médico y apoyen en las clases de educación y nutrición.

Armando Ahued, titular de la Secretaría de Salud, también informó que en el marco del programa SaludARTE -en el que la educación elemental será complementada con actividades artísticas- se aplicará exámenes de sangre de manera periódica a los niños, además de que cada semana serán pesados y medidos.

Asimismo, todas estas escuelas contarán con agua potable en sus bebederos para que los niños dejen de tomar refrescos, “Vamos ir viendo semanalmente no nada más el tema de sobrepeso u obesidad, también niños que puedan tener desnutrición; vamos a ver biometría hemática (…) estamos hablando de una situación de tipo científica”, señaló.

Robles agregó que invertirán 100 millones de pesos en estas escuelas y una parte de ellos será para dar alimentos a los niños.
Al final del ciclo el Instituto Nacional de Nutrición, así como el Instituto Nacional de Salud Pública harán una evaluación para saber cuál fue el impacto del programa.

Una parte de los recursos de la Secretaría de Educación también se destinarán a comprar instrumentos y materiales para las actividades de arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *