Entre las montañas y volcanes de Tlalpan sobresale la cumbre del Ajusco[1], de 3,937 metros s.n.m. Aunque los aztecas la conocían como Hueytépetl, cerro grande, los españoles renombraron el cerro con el apelativo del pueblo, Axochco, en la flor del agua. El Ajusco es la madre de todas las montañas del sur del Distrito Federal. De él toma su nombre la sierra, el conjunto montañoso más importante de la ciudad y principal fuente acuífera y de oxigenación del Valle de México.

Superficie Decreto 1936: 920 ha.

Estado: Distrito Federal.

Municipios: Tlalpan

Región: Centro y Eje Neovolcánico

Ubicación: Se localiza al sur del Distrito Federal en la Delegación Tlalpan; se reconoce como la mayor elevación del D.F.

Categoría: Parque Nacional

El Parque Nacional cumbres del Ajusco es uno de los parques nacionales que se ubican en las cercanías de la Ciudad de México, y también de los más conocidos entre sus habitantes, quizá por la elevación conocida como el Ajusco (que la da nombre al parque) que es visible desde cualquier punto de la ciudad y que supera los 3,900 metros de altura.

Dentro de sus límites se encuentran zonas boscosas compuestas por especies de pino y encino y algunas zonas cubiertas por pastizales de alta montaña que forman paisajes naturales de gran belleza muy visitados entre los fines de semana y principalmente en época de invierno, cuando en ocasiones se presentan ligeras nevadas en las zonas altas.

Sus bosques y parte de la extensión de este parque se encuentran amenazados por la mancha urbana que se ha expandido sin control sobre las partes bajas cercanas a la zona del parque, fenómeno que se ha presentado desde mediados del siglo XX.

El acceso a este lugar desde la Ciudad de México se realiza por la carretera conocida como Picacho – Ajusco, la cual origina a la altura de la vía rápida conocida como Periférico, en la parte sur, justo en la zona habitacional y de comercio denominada como Picacho, ubicada esta al Sur del Pedregal de San Ángel. Esta vía atraviesa algunos asentamientos humanos ubicados en la base del sistema montañoso de la Sierra de Ajusco-Chichinauhtzin, al cual pertenece el parque.

Desde el Estado de México en la parte centro – occidental, se realiza el acceso por la carretera denominada Chalma – Ajusco, que conecta a la población de Chalma con la Ciudad de México.

Orografía

El área que comprende el parque se encuentra ubicado dentro del sistema montañoso conocido comúnmente como la Sierra de Ajusco-Chichinauhtzin, que delimita una enorme porción de la parte Sur de la cuenca del Valle de México, limitando con la Sierra de las Cruces al Oeste, y al Este con la Sierra Nevada. Todos estos sistemas de montañas forman parte del Eje Neovolcánico que atraviesa la parte central del país.

La altura máxima que alcanza el punto más elevado de este parque es de 3,930 msnm,[2] que corresponde a la elevación conocida como “El pico del águila, el cual alcanza una altura desde el Valle de México que sobrepasa los 1,400 metros.

Hidrografía

Las lluvias que se presentan en sus zonas medias y altas no forman ríos, ya que las corrientes generadas por estas mismas precipitaciones son atrapadas através de la roca volcánica que es muy común en la zona y que forma ríos subterráneos, mismos que alimentan algunos manantiales en las partes bajas de la sierra.

Los más conocidos de estos manatiales son el de Xochimilco (que alimenta al mismo lago y también a la Ciudad de México), el de Nativitas y el del parque de las Fuentes Brotantes en Tlalpan (éstos dos últimos han desaparecido).

Clima:  Templado Húmedo

Vegetación Representativa:    

Posee una vegetación que se encuentra representada por bosques de Pinus hartwegii, Abies religiosa (oyamel) y zacatonal subalpino, con Muhlenbergia quadridentata, Calamagrostis tolucensis, Festuca hephaestophila y F. amplissima.

La especie de abeto más común que se encuentra presente en el parque es la especie nombrada como Abies religiosa o, conocida por su nombre más común: ‘Oyamel’ (palabra de origen náhuatl), Se le puede ver en altitudes que van desde los 2,700 a 3,500 msnm. Gusta este árblos de los suelos ricos en materia orgánica y con humedad la mayor parte del año. los bosques de pino son los que están a una altura que parte de los 2,350 a 4,000 msnm y las especies que se encuentran son el pinus leiophylla, pinus montezumae, pinus rudis y pinus teocote. La veriedad conocida como Pinus hartwegii que se presenta en el parque se encuentra amenazada en algunos lugres por la tala clandestina. El encino se encuentra representado por las siguientes especies: quercus rugosa, quercus laeta, quercus laurina, quercus deserticola y quercus crassipes. Los juniperos se mantienen en espacios abiertos, se les aprecia en pequeños grupos en laderas.

Fauna representativa :                 

Anfibios y reptiles: Sceloporus grammicus (lagartija espinosa), Crotalus triseriatus (víbora de cascabel), Barisia imbricata (falso escorpión)

Aves:

Picoides villosus (carpintero velloso-mayor), Colaptes auratus (carpintero de pechera), Myadestes occidentalis (clarín jilguero). En cuanto a las aves, las zonas que son retiradas a la mancha urbana son el refugio de algunas especies del lugar como: El gorrión, la calandria, la alondra, el pájaro carpintero, la golondrina, el reyezuelo, el azulejo. Se ha reportado la existencia de águilas en la zona y cuando hay carroña, aparecen los zopilotes, que ya están desaparecidos en algunas zonas del Valle de México.

Mamíferos:

Mustela frenata (comadreja), Sciurus aureogaster (ardilla), Peromyscus maniculatus (ratón), Sylvilagus floridanus (conejo castellano), Canis latrans (coyote).

Se compone principalmente por: tlacuache, musaraña, ratones, coyote, comadreja, zorrillo, gato montés, conejo de los volcanes, ardillas (del Ajusco y del Pedregal), víboras, de las que se encuentran las especies de coralillo y cascabel y culebrita de agua; en los hoyancos de las cumbres hay murciélagos. Algunas especies están amenazadas y en peligro de extinción.

Actividades recreativas

Muchos de los visitantes que acuden al parque nacional generalmente van al lugar los fines de semana ya sea para desayunar en algunos de los puestos de comida mexicana ubicados sobre la carretera Picacho – Ajusco, o por lo que en general la mayoría son atraídos: La contemplación del paisaje, ya que se pueden obtener hermosas vistas de la ciudad y del valle desde este lugar sobre todo en los meses de invierno cuando llegan a caer nevadas.

Así también acuden al lugar para practicar principalmente el excursionismo, senderismo y el alpinismo. Algunos jóvenes exploradores se instalan en el lugar los fines de semana. De hecho para quienes practican el alpinismo en el kilómetro 21.5 de la carretera Picacho – Ajusco se encuentra instalado un albergue cercano al Valle de la Cantimplora.

Desde comienzos de la última década del siglo xx se han instalado en la zona, sobre todo en algunas de las comunidades ejidales asentadas en el lugar, algunos sitios que ofrecen a los visitantes la práctica de deportes extremos, la renta de cuatrimotos, y sobre todo, de la práctica de Gotcha. Se ofrece una de las mejores zonas en toda la ciudad de México y de Latinoamérica para practicar estos deportes, incluso en una de las zonas se puede practicar el descenso en bicicleta de montaña.

Por otro lado, lo anterior ha provocado que para que se pueda realizar este y los anteriores deportes de tipo extremos, algunas zonas del parque hayan sido deforestadas para adecuar el suelo y el espacio,[5] sin que las autoridades correspondientes puedan ordenar alguna regulación al respecto.

Enlaces externos

http://www.conanp.gob.mx/sig/decretos/parques/Modif-Ajusco.pdf Decreto de la reducción de la superficie del parque nacional “Cumbres del Ajusco”, en formato PDF.

http://www.peakbagger.com/peak.aspx?pid=8027 Página de Peak Bagger, que contiene ficha técnica sobre la montaña.

http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_volcanes/ajusco.htm Página de la red escolar ILCE, que ofrece información de los climas detectados y una ficha del parque.

http://www.tlalpan.gob.mx/html/turismo/turismo_2008/tripticos/ruta%20picacho_ajusco%20F.pdf Folleto de la ruta ecoturística Picacho – Ajusco proporcionado por la delegación Tlalpan del Distrito Federal.

http://www.jornada.unam.mx/2005/11/29/052n1cap.php “Juegos de guerra devastan el Ajusco”, Reportaje publicado en el diario La Jornada el 29 de noviembre de 2005.

http://www.sma.df.gob.mx/corena/conservacion/anps/ajusco.html

Revista Chapingo. Ecología de la fauna silvestre de la Sierra Nevada y la Sierra del Ajusco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *