Recomendaciones para que tu vida sea más amigable con la Tierra.

Antes de que el cambio climático invadiera los periódicos, los seguidores del movimiento ecologista surgido en los 70 ya llevaban un buen tramo andado. La contaminación ambiental, el deterioro y la pérdida de regiones naturales, el exceso en el uso de productos químicos, la extinción de plantas y animales, así como el interés por tener una alimentación sana fueron los resortes que movieron a muchos ambientalistas a convertirse en hombres o mujeres “verdes”.

A comienzos del siglo XXI, poco más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En este escenario pareciera que llevar un estilo de vida amigable con el ambiente es una utopía.
Hacer más eficiente el uso de energía sí es posible. Te damos algunas recomendaciones para comenzar una vida más amigable con el ambiente:

1.- Sustituye focos comunes por ahorradores de energía.

2.- Pinta las paredes de tu casa con colores claros, para aprovechar mejor la luz natural y artificial.

3.- Adquiere aparatos eléctricos que cumplan con los criterios de bajo consumo energético, busca la etiqueta que especifica que es ahorrador.

4.- Desconecta los aparatos electrónicos cuando no los uses, sobre todo los que utilizan control remoto, consumen energía incluso apagados.

5.- Separa la basura e intenta comprar productos sin muchos empaques, recicla.

6.- Apaga el calentador del agua cuando no lo usas, si puedes invierte en calentadores solares de agua. El gasto se recupera en unos tres años, pues éstos ahorran hasta 60% del gas que se usa en una casa.

7.- Usa menos el coche. Los viajes menores a 10 kilómetros, en tiempo caluroso, incrementan el consumo de gasolina en 20%, mejor trasládate en bicicleta o en transportes colectivos.

8.- Utiliza pilas recargables que llegan a sustituir hasta 100 desechables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *