Reforma / Ivan Sosa. P 1

Reforestan Ajusco

Con el sembrado de plantas de encinos con 30 centímetros, que llegarán a conformar un bosque con árboles de 30 metros, inició el proceso de restauración en 207 hectáreas del Ajusco, en donde se retiró el asentamiento irregular de Los Zorros. 

Al desmantelar los cuatro caminos de concreto construidos en la montaña, para ingresar al asentamiento, trabajadores de la Secretaría de Medio Ambiente terminaron de limpiar los vestigios de las viviendas en el Área Natural Protegida, en Tlalpan. 

“Los trabajos de demolición de unas 300 viviendas, incluido el levantamiento de cisternas, fosas sépticas, pisos, el retiro de 48 postes de luz y las estructuras de concreto de caminos, tomó más de cuatro meses. 

“Había un trabajo de urbanización acelerado en los últimos 15 años”, expuso el director de Conservación y Restauración de la Comisión de Recursos Naturales (Corena), Sergio Méndez. 

Los trabajos para recuperar esta zona comenzaron el 14 de mayo con el derrumbe de las viviendas irregulares, luego de que la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial determinara que el incendio del 12 de abril de este año fue provocado por invasores del área protegida. 

En el desalojo participaron la Secretaría de Medio Ambiente y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública local. 

En las dos semanas recientes, la Corena sembró 500 plantas de palmita y agave, y 2 mil 500 encinos, producción en su mayor parte generada por el vivero público de San Luis Tlaxiatemalco, en Xochimilco. 

“Se interrumpió una dinámica de urbanización de los bosques que se concentraba en 27 hectáreas. 

“La restauración para reponer el daño es un proceso que tomará varios años”, agregó. 

La Delegación Tlalpan colaboró, indicó, con maquinaria para desmantelar parte de las edificaciones y retirar los postes instalados con el objetivo de proporcionar electricidad, los cuales están bajo resguardo del Gobierno capitalino, sin reclamación de las empresas colocadoras. 

Trabajadores de Corena indicaron que una parte menor de las plantas ha sido vandalizada, pisadas o retiradas, probablemente por vecinos que habían edificado las viviendas derruidas, las cuales han sido repuestas. 

También fue reforestado el predio en medio de la montaña, en donde la lideresa vendedora de predios en forma fraudulenta, Emedelia Sánchez, había edificado una residencia, que ya fue desmantelada por completo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *