24 Horas / Emilcar Salazar. P 28-29.

Reinas del cabaret

Con vistosos atuendos, entre estos el que da movimiento a un nopal, la actriz y cantante Lizeth Rondero acompaña al actor y escritor Felipe Rodríguez, quien interpreta a un fotoperiodista con reminiscencia revolucionaria, pero que cubre la actual guerra contra el narco.

“No se me raje, señor fotógrafo, que somos los mexicanos los que perdemos cuando se acalla una voz; y para eso estamos en el teatro, para transformarlo con humor, así que tome su cámara y siga retratando la realidad y al compás de la apoteosis: ratatatatataplán…” La voz de Rondero se oye fuerte en el zócalo de Coyoacán, plaza llena y en la que está dispuesto un techado para el montaje de la obra: El País de las Metrallas o Ratatatataplán. Les hace segunda Ix-Chel Muñoz, quien integra con dichos actores la compañía cabaretera y titiritera: El teatro de los sótanos.

Cerca de ahí, en el teatro bar El Vicio, la compañía Las Reinas Chulas; integrada por Ana Francis Mor, Marisol Gasé, Nora Huerta y Cecilia Sotres; ensaya el montaje que una semana después llevará a la explanada de la delegación Tlalpan: la interpretación de cuatro mujeres norteñas, La banda de las recodas, que también evocan al narco al lucir simulaciones de armas largas.

Arte escénico y crítica social se han combinado en los once espacios dispuestos para la celebración del XI Festival Internacional de Cabaret de la Ciudad de México: “con Peña Ajena”, organizado por Las Reinas Chulas y que durante 16 días, entre el 15 y el 31 de agosto, ha reunido a intérpretes de México, Uruguay, Chile, Argentina, Brasil, Guatemala, Perú, España y Reino Unido.

Con participación de la Secretaría de Cultura del DF, el festival ha llegado a plazas públicas de Coyoacán, Tlalpan y Venustiano Carranza; a los faros Oriente, Milpa Alta e Indios Verdes; así como a las sedes privadas El Vicio, A Poco No, La Sacristía y Centro Cultural España.

24 HORAS charló con algunos participantes en este festival, los que coinciden por reivindicar el género del cabaret y por emprender lo que satíricamente llaman: Cruzada por la Cabaretización. 0 CON PENA AJENA Para Luz Elena Aranda, organizadora del XI Festival de Cabaret, los actores participantes satirizan en escena “el momento exacto que vive nuestro país frente al resto del mundo: con Peña ajena”.

“El cabaret es un movimiento que se transforma a la par de la sociedad, porque también esta se transforma. Así como los artistas buscan decir lo que piensan, está la necesidad de la gente de ver espectáculos cercanos a ella, cosas que le permitan identificarse con los problemas económicos y políticos que padece.

“Al menos somos 300 los artistas que nos ponemos la camiseta del cabaret; ello en una ciudad enorme y que tiene una gran diversidad cultural. Lamentablemente, el aparato educacional de la televisión limita las opciones del público, y así vemos en los teatros comerciales cosas terribles como ver a los mismos actores que hacen las telenovelas… imagínate. Eso es muy triste, existiendo obras de calidad superior, críticas y propositivas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *