Son oficinas administrativas las de Calvario y Abasolo, afirma la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial; Contreras estableció oficinas de gobierno en uso de suelo para instalaciones de educación y cultura que también están prohibidas; deben retirarlas de Calvario 61, dicen vecinos

Foto: Sara Espíritu, vocera de los Vecinos del Centro Histórico de Tlalpan, acompañada por el abogado Alejandro Álvarez

Boletín / Vecinos Unidos del Centro de Tlalpan

México, D. F., a 25 de noviembre de 2013

 

Una requisición de información de la PAOT y una respuesta de la SEDUVI vía InfoDF comprueban que la instalación de unas oficinas delegacionales en el Centro de Tlalpan por Maricela Contreras, son totalmente ilegales y por lo tanto deben ser retiradas de Calvario 61 y Abasolo 105, denunciaron los Vecinos Unidos del Centro Histórico de Tlalpan

 

El engaño o fraude que realiza Maricela Contreras Julián en la casa de Calvario 61, donde estableció la Dirección General de Administración de la Delegación Tlalpan, consiste en situar unas oficinas de gobierno utilizando un uso de suelo para Centro de Procesamiento de Información, uso que sólo es aceptado si está vinculado con instalaciones para la educación y la cultura, denunciaron los Vecinos del Centro Histórico de Tlalpan.

 

La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial encontró, de acuerdo con el oficio PAOT-05-300/300-4152-2013 de fecha 15 de octubre de este año, que “derivado de los reconocimientos de hechos practicados por personal adscrito a esta unidad administrativa en fechas 8 y 24 de julio de 2013, se constató que en los predios ubicado (sic) en Calvario 61 y Mariano Abasolo 105, ambos en la colonia Tlalpan Centro, Delegación Tlalpan, son utilizados para uso de oficinas administrativas de la Dirección General de Administración de la Delegación Tlalpan”.

 

Este hecho afirmado por la PAOT, expresó Sara Espíritu Reyes, es lo que siempre ha negado la Jefa Delegacional de Tlalpan, Maricela Contreras Julián, amparándose en un certificado de la propia SEDUVI que sólo es un órgano regulador, pero no es verificador ni investigador como si lo es la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial.

 

En el documento firmado por el subprocurador José L. Guerrero Mendoza, la Subprocuraduría del Ordenamiento Territorial le solicita al Director General de Administración Urbana de la SEDUVI, Luis Antonio García Calderón que le informe “si conforme al Programa Parcial de Desarrollo Urbano ‘Zona Centro de Tlalpan’ (…) y ratificado en el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano de Tlalpan (…) el uso de suelo para oficinas administrativas, así como para archivo y centro procesador de información se encuentra permitido para el predio ubicado en Calle Calvario, número 61”.

 

La respuesta de García Calderón no fue para la PAOT, pero sí para un particular que a través de un recurso de revisión en el InfoDF lo consiguió: “Se informa que dentro de la Tabla de Usos del Suelo del Programa Parcial Centro de Tlalpan, dentro del Género “Servicios’, se encuentra el uso de suelo (Subgénero) Administración Privada y dentro del mismo el de oficinas privadas, no así el de Administración Pública ni el de Oficinas de Gobierno”.

 

Asimismo, respondió que no se encuentra establecido el uso correspondiente a Educación y Cultura, aunque en una contradicción dijo que archivos o centros procesadores de datos sí, los cuales debieran estar contenidos en el género de Educación y Cultura, según el Reglamento de Zonificación para el Distrito Federal.

 

Es decir, que están prohibidas las oficinas de Administración Pública o Gobierno, no así las privadas, así como también el subgénero Educación y Cultura que contiene los Archivos o Centros Procesadores de Información.

 

Por supuesto, añadió la vocera de los vecinos de Tlalpan, en la SEDUVI “nunca podrán afirmar que el uso de suelo para oficinas administrativas está permitido, lo que nos lleva a esperar una respuesta pronta para que esas oficinas sean desmontadas de inmediato porque es evidente que su instalación violenta la norma”.

 

Es decir, la Jefa Delegacional en Tlalpan incumple el artículo 32 del Reglamento de Zonificación para el Distrito Federal donde dice que “los usos y destinos de servicios se refieren a predios, sus construcciones e instalaciones que se dediquen a administración, comercio, salud, educación y cultura, recreación, alojamiento, seguridad, mortuorios y comunicación y transporte”.

 

El reglamento advierte que en el apartado de Administración, los usos de suelo se refieren a la Administración pública y Oficinas de gobierno, como son las de la Dirección General de Administración de la Delegación Tlalpan y no otra cosa.

 

El asunto es que Maricela Contreras Julián engaña y defrauda a la población con un uso de suelo que, en efecto, permite instalar Centros de información, Archivos, Centros procesadores de información y Bibliotecas y hemerotecas, pero todos ellos relacionados dentro del rubro de Educación y Cultura, más no para oficinas de gobierno como ella misma lo detalló el pasado viernes, durante su comparecencia en la Asamblea Legislativa.

 

Contreras dijo ese día: “Nosotros, en el caso de Calvario 61, la Dirección General de Administración, de conformidad a la normatividad establecida, es competente y responsable de resguardar toda la documentación relativa a expedientes de personal, a expedientes con documentación soporte del ejercicio financiero, expedientes de procesos de contratación”.

 

Es decir, observó Espíritu Reyes, que Maricela Contreras metió unas oficinas de gobierno en donde sólo se pueden colocar instalaciones que tienen que ver con la educación y cultura, lo que, sin duda, es un engaño y por lo tanto un fraude que debe ser sancionado, además de que reiteró, las oficinas deben ser retiradas porque por reglamento no deben estar en Calvario 61.

 

Pero, también, la PAOT observó que las oficinas no sólo se encuentran en Calvario 61, sino también en Mariano Abasolo 105, lo que constituye otra irregularidad, de acuerdo con las propias afirmaciones que ha realizado la Jefa Delegacional, Maricela Contreras Julián, y a la vez corrobora lo afirmado por los vecinos de que en Abasolo instaló sus oficinas alternas.

 

Además, incumple también con el Certificado Único de Zonificación de Uso de Suelo, Folio Número 15629-181TOES12, ya que en el Formato Normas Particulares correspondiente a Estacionamiento, se menciona que todos los cajones de estacionamiento deberán estar ubicados dentro del predio que los origina.

 

El Reglamento de Construcción en el área de Servicios, explica que el número mínimo de cajones de estacionamiento a la zonificación rubro ll.4.6, a las instalaciones para la información corresponden un lugar por cada 40 m2 construidos, sin embargo, el estacionamiento no se encuentra en el mismo lugar, sino que de acuerdo con lo dicho por la propia Maricela Contreras, se encuentra a tres calles de distancia.

 

Fotos en la galería:

1.- El abogado de los vecinos explica el documento de la PAOT donde afirma que lo instalado en Calvario 61 y Abasolo 105 son oficinas administrativas.

 

2.- La solicitud de información de la PAOT a la Seduvi, que no ha sido respondida desde el 15 de octubre, donde le pide evidencias del uso de suelo.

 

3.- Respuesta a través del InfoDF donde Seduvi afirma que los usos de suelo están prohibidos para oficinas de gobierno y para Educación y Cultura, que contienen los Centros de Procesamiento de Información.

 

4.- En este documento se leen claramente las prohibiciones de uso de suelo en el Centro Histórico de Tlalpan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *