El Día / Sin Autor. P 9

Siguen denuncias de corrupción a la delegada de Tlalpan

Continúa la ola de corruptelas y abusos de la autoridad de parte de funcionarios de la delegación Tlalpan, que encabeza Maricela Contreras Julián, esta vez contra el dueño de un gimnasio que se ubica en el interior del deportivo delegacional Centro de Formación y Desarrollo Deportivo CEFORMA.

El afectado indicó que en el mes de diciembre del 2012 lo contactaron trabajadores de la Dirección de Jurídico y Gobierno en Tlalpan para pedirle una reunión en donde se le daría a conocer la “cuota” que tenía que pagar, además de la renta para continuar con la operación del gimnasio.

Ante esto, solicitó asesoría jurídica, e investigó los lineamientos en la materia, ya con la información obtenida, hizo saber a las autoridades de Tlalpan que no pagaría cuota alguna, ya que contaba con bases administrativas vigentes y rentas pagadas al día.

En respuesta la delegación Tlalpan, le advirtió que se atuviera a las consecuencias por no cooperar con su jefe Gustavo Adolfo Roque, director general de jurídico y gobierno.

El quejoso indicó que el día 13 de febrero del presente año, Roque López le hace llegar una notificación al gimnasio indicado que desalojarían el inmueble en dos horas señalando que previamente se nos había dado aviso lo cual es totalmente falso.

Ese mismo día, dos horas después regreso personal de la citada dirección delegacional para despojarlo de todo el equipo y materiales del gimnasio, el cual fue desarmado, cortado, transportado sin cuidado alguno  y robado hasta en autos particulares. Cabe mencionar que en el gimnasio quedo parte del equipamiento y también diversos artículos propiedad de los usuarios fueron robados junto con los casilleros.

El afectado procedió a presentar la denuncia correspondiente, la cual fue canalizada a la Fiscalía Central de Investigación para Servidores Públicos. Toda la información, fotos y videos demuestran el abuso de autoridad de las autoridades delegacionales, “yo estaba trabajando en legalidad, fue entregada como prueba incluyendo las bases administrativas que muestran que tenía contrato hasta enero de 2014 y que mis rentas se encontraban pagadas al día”.

Dijo que hasta el momento, la delegación Tlalpan no ha cooperado con lo que la autoridad judicial le solicita, el equipo continua en un baldío dentro del deportivo Vivanco  en donde fue depositado desde el día en que me fue robado y se ha estado mojando, deteriorando y además se nota visiblemente incompleto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *