Reforma / Arturo Sierra. P 1

Solapa la PGJDF a Mauricio Toledo

Mauricio Toledo, Jefe Delegacional en Coyoacán, tiene en su contra al menos siete denuncias penales que se han iniciado en la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF), pero ninguna ha tenido avances en el Ministerio Público. 

Las denuncias contra el funcionario se iniciaron desde el 2010 y la última data de abril del 2013, por delitos como amenazas, cohecho, lesiones, extorsión y tentativa de extorsión, señala un informe del Sistema de Averiguaciones Previas (SAP) de la PGJDF, del que REFORMA tiene copia. 

Las averiguaciones contra el Delegado se han iniciado en las Fiscalías de Coyoacán y la de Servidores Públicos. 
Al solicitar la información oficial en la PGJDF, Ricardo Nájera, director de Comunicación Social señaló que todas las investigaciones están activas. 

“Todas están vivas, las denuncias están activas y se están integrado”, afirmó. 

Según el SAP, Toledo inició otras dos denuncias, como víctima, por robo de accesorios y robo de objetos en 2007 y 2008, ambas en la Fiscalía de Coyoacán. 

La primera denuncia contra el Delegado fue en octubre del 2006, como probable responsable de lesiones dolosas por golpes, que tardan en sanar menos de 15 días y amenazas, delitos que no se consideran graves. 

En febrero del 2012 fue acusado de amenazas y en diciembre del mismo año de nueva cuenta por el mismo ilícito. 

También en febrero, pero del 2013, fue acusado de extorsión o tentativa de extorsión y en abril se iniciaron tres averiguaciones en su contra por cohecho. 

Durante su comparecencia en la Asamblea Legislativa, diputados del PAN le exigieron al Procurador Rodolfo Ríos que dejara de solapar a Toledo y procediera en su contra por las denuncias que hay. 

Ríos afirmó que no se había podido comprobar la extorsión por parte de funcionarios de la Delegación por una obra en Céfiro 120. 

Argumentó que dos personas que declararon negaron ser afectadas, pero por ese hecho se detuvo a Edgar Ramírez Vallejo, secretario particular del Delegado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *