Reforma / Fray Bartolomé. P 12

Templo Mayor

** Ya arrancó la amplia, ¡amplísima!, campaña publicitaria del Primer Informe de Gobierno. Sin embargo, no queda claro qué va a informar Enrique Peña Nieto.

De que se han hecho muchas cosas en estos primeros nueve meses de gobierno, de eso ni duda cabe.

Ahí están la creación del Pacto por México, la aprehensión de Elba Esther Gordillo, la aprobación de las reformas educativa y de telecomunicaciones, la caída del jefe de Los Zetas, por mencionar algunos de los hechos más destacados.

Sin embargo, el Presidente tendrá problemas a la hora de querer plantear los resultados, que son los que le están faltando. Porque el juicio a la maestra ni siquiera ha empezado, las reformas son letra muerta en tanto no salgan las leyes secundarias y la fuerza del crimen organizado persiste retadora.

A eso se le suma que la economía no levanta, además empeora y comienzan a escucharse reclamos de la iniciativa privada porque el Gobierno Federal tiene amarrado el gasto.

Queda esperar a que Peña Nieto salga a dar un mensaje realista sobre los obstáculos y las rocas que se ha encontrado en el camino pero, sobre todo, cómo es que piensa superarlos.

** En los viejos tiempos del presidencialismo priista, el tlatoani de Los Pinos marcaba el rumbo… ¡y por ahí iban todos! Hoy las cosas han cambiado y la reforma educativa se atoró por varios factores que coincidieron en mal momento.

Por un lado dicen que en la Secretaría de Educación Pública, de plano, minimizaron los reclamos magisteriales y se les dio esquinazo a los profesores en la elaboración de las leyes secundarias.

A eso se suma que en la operación priista en la Cámara de Diputados fallaron los canales de comunicación con Los Pinos: en la casa presidencial querían una cosa y se hizo otra.

Y, por si fuera poco, se dice que el análisis del Cisen se quedó corto en cuanto a la ferocidad del magisterio y, sobre todo, su capacidad de movilización.

Y esa es sólo una parte de la historia: falta saber a quién le interesa -y le conviene- que el Gobierno Federal tropiece en su plan de reformas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *