Buscan quejosos delimitar asentamiento; acusan errores en el último operativo.

Ayer lunes desde muy temprano un grupo de 200 personas marchó desde el predio, en la zona del Ajusco, hasta la sede delegacional, argumentando que hubo un error por parte del Gobierno capitalino al desmantelar cerca de 100 viviendas en el operativo del 14 de mayo. Miriam Hernández, directora de Participación Ciudadana, Javier Rubalcava, director de Ordenamiento Territorial, Mario Velasco, subdirector de Operación Hidráulica y Felipe Olvera, del área de Asuntos Políticos de la Secretaría de Gobierno, atendieron y escucharon las demandas de los manifestantes dentro del auditorio del Instituto Javier Barros Sierra.

Al salir de la reunión de casi cuatro horas, Emedelia Sánchez, representante de los manifestantes, aseguró que se revisaría el tema del polígono y que sería delimitado físicamente para evitar concisiones. “Llegamos al acuerdo de que interceda la Delegación (Tlalpan) por nosotros para efecto de que dialogue con el Gobierno Central si no nos hacen caso”, apuntó Sánchez. Por otra parte, la Delegada en Tlalpan, Maricela Contreras, afirmó que la demarcación coadyuvará en la instalación de mesas de trabajo donde participarán también las secretarías del Medio Ambiente, de Desarrollo y Vivienda, y de Gobierno.

A través de ese diálogo, cuya fecha no fue definida, se afinarán los mecanismos para la delimitación del territorio que, se estima, abarca alrededor de 14 hectáreas. “He hecho el planteamiento de la importancia de una barda perimetral, habría que hacer una barda alrededor del asentamiento viejo como una medida de protección”, señaló Contreras.
De acuerdo con Sánchez, una de las fundadores del asentamiento, en el sitio hay unas 380 viviendas distribuidas en 14 manzanas.

Durante el desalojo, el Gobierno del DF desmanteló unas 300 viviendas situadas fuera del perímetro del asentamiento Los Zorros-Solidaridad, sin embargo, por un aparente error de logística, también destruyó entre 80 y 100 casas del área consolidada y en vías de regularización. Contreras confirmó que el predio de Los Zorros es susceptible de estudio para ser legalizado, sin embargo, se debe frenar su expansión, como ocurrió con las casas que fueron retiradas de las inmediaciones. “Incluso me preocupa que estén regresando una parte de quienes fueron desalojados, hay que buscar cómo garantizar que lo que se ha recuperado se quede limpio y no vuelva a ser ocupado”, expuso. Tras el operativo del martes pasado, los habitantes del también llamado “asentamiento viejo”, cuyas casas resultaron afectadas, permanecieron en la zona, y han intentado reconstruir sus viviendas. “¿Pues a dónde nos vamos a ir?”, expresó uno de los habitantes que ayer acudió a la reunión.

Reforma / Fernando Reyes, página 2. Martes, 21 de mayo de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *